el alcalde de Guadalajara, ante los periodistas; detrás, la concejala Sara Simón.
el alcalde de Guadalajara, ante los periodistas; detrás, la concejala Sara Simón.

El Ayuntamiento de Guadalajara está valorando alternativas para evitar que se repitan las largas colas como las sufridas este lunes para la recogida de invitaciones para la cabalgata estática de los Reyes Magos. De lo ocurrido en la tarde del 14 de diciembre tuvieron inmediata y amplia referencia los lectores de LA CRÓNICA.

El alcalde, Alberto Rojo, acompañado de la concejal de Festejos y segunda teniente de alcalde, Sara Simón, ha reconocido este martes que la situación que se produjo la víspera «no le gustó a nadie». Rojo ha insistido en que se está trabajando para regularlo y ha pedido comprensión a los vecinos. A ese respecto, ha argumentado que la situación de la pandemia ha conllevado que «haya que aprender también a vivir y a convivir, en algunas ocasiones, esperando colas en supermercados» u otros lugares.

«Fomentar la sonrisa de los más pequeños»

«Había dos posibilidades, o no hacer nada o hacer algo cumpliendo las medidas de seguridad para que los niños pudieran ver a los Reyes en momentos tan complicados. El Ayuntamiento decidió tirar hacia adelante e intentar fomentar la sonrisa de los más pequeños de Guadalajara», ha señalado el alcalde a preguntas de los periodistas durante una visita al Parque de Bomberos.

Rojo ha admitido que «quien no hace nada, no tiene consecuencias, ni para bien ni para mal, pero quien hace, asume situaciones como la de este lunes, que no nos gustó a nadie», ha asumido, insistiendo en que «se va a regular».

Taquilla en la plaza Mayor. (Foto: La Cró[email protected])

«Habrá entradas para todos», asegura Sara Simón

Por su parte, la concejal de Festejos, Sara Simón, ha indicado que hay muchos días aún para poder recoger las entradas y que «habrá para todo el mundo». La concejal más directamente responsable ha apostillado que «aunque las colas fueron largas, no hubo aglomeraciones».

La segunda teniente de alcalde ha insistido en que hay pases para que unas 20.000 personas puedan ver el espectáculo y ha pedido «calma y paciencia, porque nadie se va a quedar sin su entrada para ver el espectáculo de los Reyes».

Cola a la altura de la calle Topete con el Jardinillo el 14 de diciembre de 2020. (Foto: La Crónic@
Cola para conseguir ver a los Reyes Magos en Guadalajara. (Foto: La Cró[email protected])

Simón no ha negado tampoco que hubo colas muy largas este lunes, pero ha destacado que la «gran mayoría» tuvo un comportamiento «ejemplar».

Simón justifica el que se decidiera entregar las entradas en taquilla y solo a los empadronados en Guadalajara. Para la concejala, en el resto de los municipios del Corredor no hay alternativa a los Reyes Magos y «se podía correr el riesgo» de que si solo se ponían a la venta en Internet, hubiera «un colapso» o se agotaran «rápidamente».

Sobre las críticas de PP, Simón ha señalado que la gente se comportó de «manera ejemplar», y ha insistido en que lo que quiere el Ayuntamiento es que la gente no tenga que esperar porque «no había tantas aglomeraciones».

Prohibición total de los vermús

Por lo que se refiere a la vigilancia en Navidad ante el temor de que se produzcan vermús, el alcalde ha indicado que habrá el mismo dispositivo que el pasado año para los días 24 y 31 de diciembre, y ha insistido en que este año «está terminantemente prohibido» realizar vermús. «Creo que es de sentido común y todos los entendemos que tiene que ser así», ha añadido Rojo.

Más información: