Centro de Salud en Castilla-La Mancha.
Centro de Salud en Castilla-La Mancha.

Es una de las promesas políticas más continuadamente pospuestas en Cabanillas del Campo. Los residentes en este populoso pueblo de la Campiña, que supera ampliamente los 10.000 empadronados, anhelan desde hace mucho más de una década un centro de salud acorde con sus necesidades y no el minúsculo inmueble donde se presta el servicio sanitario desde que la población era mucho menor. Cuando se construyó, hace 22 años, había poco más de 2.000 vecinos.

Ahora, el Gobierno de Castilla-La Mancha acaba de anunciar que ha licitado la Redacción del Proyecto Básico y Ejecución, Dirección Facultativa y Coordinación de Seguridad y Salud de las obras de construcción del nuevo centro de salud, para el que hay parcela municipal asignada y cedida desde hace varios mandatos. Este primer trámite es la consecuencia de la visita realizada en diciembre de 2020 por el presidente regional, Emiliano García-Page.

El contrato para la redacción de dicho proyecto cuenta con un importe base de licitación de 205.298,96 euros, y el plazo de presentación de ofertas finalizará el próximo 20 de mayo. Esos detalles se han publicado esta semana en la Plataforma de Contratación del Sector Público.

Además de Cabanillas, Torrejón y Valdeaveruelo

La Zona Básica de Salud de Cabanillas tiene adscritos, además del municipio de Cabanillas del Campo, las localidades de Torrejón del Rey (a excepción de la urbanización Las Castillas) y Valdeaveruelo, y suman un total de 12.498 tarjetas sanitarias, de las que 9.717 corresponden a Cabanillas, 2.111 a Torrejón del Rey y 670 a Valdeaveruelo. El centro de salud cuenta actualmente con cinco médicos y dos pediatras.

La Junta se ha comprometido a destinar 3,8 millones de euros (frente a los 5,5 millones prometidos una década antes) para un nuevo edificio, en el inicio de la carretera de Marchamalo en su entronque con la calle Goya, que tendrá una superficie construida en torno a los 2.500 metros cuadrados (frente a los 3.500 comprometidos hace 10 años) y contará, según recoge el Plan Funcional elaborado por el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam), con un área de recepción de pacientes, una zona de administración y citaciones, zona de archivo, despacho administrativo y área de Atención al Usuario.

En el área de asistencia general dispondrá de seis consultas de Medicina de Familia y otras seis de Enfermería, dos consultas de Pediatría y dos de Enfermería pediátrica, salas de curas y un área de Odontología, así como una consulta polifuncional. Del mismo modo, dispondrá de una zona de extracciones, área de Rehabilitación y despacho de trabajador social, espacios de almacenamiento, aula y biblioteca, entre otras dependencias.

En el área de Urgencias, el nuevo edificio tendrá dos consultas de atención continuada y pediatría, sala de emergencias polivalente y de observación y sala de curas, y contará además con una zona para la estancia del personal sanitario de guardia.

10 años han pasado desde la presentación de la maqueta

La poca confianza en los plazos de la Administración tiene justificación sobrada en este caso. Han pasado ya más de 10 años, toda una década, desde que en marzo de 2011, en víspera electoral, se presentara en Cabanillas del Campo el futuro centro de salud… con maqueta incluida.

Maqueta del centro de salud de Cabanillas del Campo presentada en marzo de 2011. (Foto: Archivo de La Crónic@)
Maqueta del centro de salud de Cabanillas del Campo presentada en marzo de 2011. (Foto: Archivo de La Crónic@)

Según anunció el entonces consejero Lamata, las obras iban a licitarse en un mes y medio, justo antes de que Cospedal ganara la carrera por la presidencia de la Junta de Comunidades. Tras el paso por las urnas, lo de iniciar la construcción a finales de 2011 quedó en el olvido.

El Sescam se comprometió a invertir más de 5,5 millones de euros en la nueva infraestructura, cantidad a la que se habría de añadir el coste del equipamiento. Mantenerlo abierto y funcionando le iba a costar a las arcas regionales un millón y medio de euros al año, según se calculó entonces.

El alcalde de Cabanillas del Campo era Jesús Miguel Pérez. Ya por entonces el censo de la localidad superaba los 9.000 habitantes, aunque el centro de salud se dimensionaba con ese ambicioso proyecto para atender a 30.000 e incluso 32.000 vecinos, que era lo que se preveía alcanzar incluso cuando se empezaban a notar los efectos de la crisis económica y el final abrupto del boom inmobiliario.

Desde entonces, el crecimiento poblacional ha sido muy limitado aunque lo que no ha cambiado es que Cabanillas del Campo siga siendo el municipio con mayor renta per capita de Castilla-La Mancha… con un centro de salud claramente insuficiente.

Más información: