Carros de combate españoles en en unas maniobras. (Foto: REUTERS/Ints Kalnins)
Spanish Leopardo 2 tanks of the NATO enhanced Forward Presence battle goup attend Iron Tomahawk exercise in Carros de combate españoles en en unas maniobras. (Foto: REUTERS/Ints Kalnins)

A tiro limpio en la provincia de Guadalajara para resolver un enfrentamiento entre Rusia y la OTAN. Parece un juego de palabras con el propio nombre del pueblo, pero habrá que confiar que los responsables no hayan hilado tan fino como para elegir la localidad de Escopete por ese motivo. Este pueblo alcarreño, cercano a Pastrana,  será la sede los días 6 y 7 de marzo de un evento nacional de Airsoft Milsim, siempre y cuando las condiciones sanitarias lo permitan.

Se trata, obviamente, de una actividad deportiva y no de un conflicto bélico internacional real. Es un juego de estrategia basada en la simulación militar, en el que se emplean réplicas de ‘airsoft’ que disparan pequeñas bolas biodegradables. El equipamiento simulado también está inspirado en el mundo militar. Los escenarios recrean entornos bélicos, en contacto con la naturaleza.

24 horas para ganar o perder

Bajo la denominación de ‘Operación Suicida’, la partida enfrentará a varios jugadores agrupados en dos bandos durante 24 horas, que se enfrentarán en campo abierto, con todo tipo de zonas de combate para la actividad.

La simulación de la batalla se inicia bajo la premisa de que el Ejército ruso exige la rendición de las fuerzas de la OTAN, amenazando con activar un artefacto explosivo en caso contrario.

Más información: