El consejero de Sanidad ha anunciado la obligatoriedad de la mascarilla sin desprenderse de la suya durante toda la rueda de prensa.
El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, ante los periodistas con una mascarilla quirúrgica.

Según han confirmado desde el Gobierno regional, el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, será vacunado contra el COVID-19 este sábado, en Ciudad Real.

El responsable sanitario está citado a las diez de la mañana en el Hospital Universitario de Ciudad Real. Allí se le administrará la vacuna contra el COVID-19 “dentro de su grupo de edad, en la Zona de Consultas del Hospital Universitario de Ciudad Real”, según han resaltado desde la Consejería de Sanidad.

Hasta ahora, son 122.854 las personas que han recibido la pauta completa de vacuna contra el COVID-19 en la Comunidad Autónoma, que tiene una población total que supera los 2 millones de habitantes.

En las últimas 48 horas, se han administrado 23.561 dosis de vacunas en los diferentes puntos de la geografía castellanomanchega habilitados para tal uso.

También para los mayores de 80 años

Así lo ha indicado en nota de prensa el Gobierno regional, que destaca que en los mayores de 80 años se han administrado más de 15.000 dosis, lo que hace que la Comunidad Autónoma esté por encima de la media nacional, a pesar de que el Jueves Santo no se pudieron cargar los datos en el Ministerio de Sanidad “por un error técnico”. Fue una de las cuatro únicas comunidades autónomas que no lo hizo.

En la tarde del mismo 1 de abril, el Ministerio de Sanidad publicó que la media nacional en este grupo de población alcanzaba el 75 por ciento de la población. “Con las más de 15.000 dosis administradas en las últimas horas, la media en Castilla-La Mancha es de 85,8 por ciento sobre las dosis proporcionadas por el Gobierno de España”, ha defendido el Ejecutivo regional.

Más información: