Feijóo y Page, en una imagen de archivo.
Feijóo y Page han llegado a mostrar buena sintonía en público antes de la llegada del gallego a Madrid.

La dirección nacional del PP que lidera Alberto Núñez Feijóo es consciente de que vive un momento de «enorme ilusión interna» tras el «histórico» triunfo en las elecciones andaluzas del domingo y quiere aprovechar ese impulso para activar la maquinaria electoral con la vista puesta en las elecciones autonómicas y municipales de mayo de 2023.

Aunque faltan once meses para esa cita con las urnas, en ‘Génova’ ya hay una serie de plazas marcadas con punto rojo como prioritarias, en las que el partido puede recuperar el poder. Estas regiones serían la Comunidad Valencia, Baleares, Aragón e incluso Castilla-La Mancha, según han indicado a Europa Press para LA CRÓNICA fuentes de la cúpula del partido.

Desbancar a Page, complicado

Respecto a Castilla-La Mancha, entienden que es una plaza mucho más complicada que las otras dos «por el empuje del socialista Emiliano García-Page» y por el hecho de que siempre ha estado gobernada por el PSOE, salvo la legislatura de 2011 a 2015, con María Dolores de Cospedal como presidenta.

Feijóo y Núñez, en una imagen reciente.
Feijóo y Núñez, en un acto político en Toledo.

Los ‘populares’ ven factible que el presidente del PPCV, Carlos Mazón, reconquiste la Generalitat valenciana –las encuestas también apuntan a esa dirección con la suma de Vox– y desbanque del poder a Ximo Puig, «debilitado» tras el caso que ha afectado a su ya exvicepresidenta, Mónica Oltra. Más posibilidades ven a su portavoz en el Ayuntamiento, María José Cataluña, a la que ven muy cerca de recuperar el bastón de mando municipal.

De la misma manera, atisban opciones de gobierno en Baleares de la mano de la presidenta del partido en las islas, Marga Prohens. Hasta ahora, la alianza de PP y Vox prácticamente empataba con el Partido Socialista, Podemos y Més que conforman el Ejecutivo de Francina Armengol, pero están convencidos de que el ‘efecto Feijóo’ y la victoria de Andalucía ha hecho despegar al Partido Popular.

En el caso de Aragón, el PP se ve como partido ganador, pero fuentes ‘populares’ reconocen que al final el Gobierno puede depender de un pacto como el que aupó al socialista Javier Lambán al Ejecutivo en 2019. En esta autonomía, los ‘populares’ deberán decidir si el presidente del PP aragonés, Jorge Azcón, se mantiene como candidato a la Alcaldía de Zaragoza o da el salto a la Comunidad.

Aprovechar el «efecto arrastre» de las andaluzas 

En las filas del PP se ha instalado la euforia y el optimismo tras las elecciones andaluzas y están convencidos de que ese triunfo se puede extrapolar a más puntos de España. «Hay un efecto arrastre para todo el PP y con este tirón vamos a incrementar apoyos en todas las comunidades», resume un dirigente del partido.

Por el contrario, los ‘populares’ destacan que el PSOE va «cuesta abajo» y que el panorama no pinta mejor para el otoño porque los indicadores apuntan a que empeorará la situación económica. Además, Vox tampoco preocupa ya en exceso a cargos ‘populares’ porque creen que el «frenazo» que ha sufrido en Andalucía ha «descapitalizado» al partido, añaden las fuentes consultadas.

Abiertos a integrar en las listas del PP a concejales de Ciudadanos

En el caso de Ciudadanos en ‘Génova’ lo dan completamente por «amortizado» y no tienen ningún interés en fichar a cargos de ese partido, como hizo en su día el PP de Pablo Casado. Eso sí, no podrán objeciones si a nivel municipal alguno de sus alcaldes opta por integrar a algún dirigente del partido naranja que sume al proyecto, añaden fuentes de la formación.

Por lo pronto, ‘Génova’ ha pedido a sus organizaciones empezar a elaborar listas buscando los mejores perfiles para gobernar en cada municipio, provincia y región. Les dará libertad para confeccionar candidaturas y diseñar campañas electorales, consciente de que los cargos provinciales y autonómicos son los que mejor conocen su territorio.

El PSOE nacional, «en barrena»

Si bien hay coincidencia de opiniones en que el PSOE ha empezado a entrar en barrena, hay disenso sobre la fecha en la que Pedro Sánchez puede convocar las elecciones generales. Algunos cargos del PP dan por sentado que el jefe del Ejecutivo optará por unir las generales con las municipales para aprovechar el otro «efecto arrastre» que tienen los alcaldes en cada territorio.

De hecho, esta es una tesis que tampoco descartan en la dirección nacional del PP y por eso el partido ha empezado a engrasar su maquinaria electoral con la vista puesta en la posibilidad de que Sánchez opte por un ‘superdomingo’ electoral. «Tenemos que estar preparados para cualquier escenario porque Sánchez convocará las generales cuando más favorezca a sus intereses», resume un cargo ‘popular’.

Sin embargo, otros miembros del PP descartan que Sánchez vaya a unir municipales y generales alegando que los ‘barones’ territoriales se lo impedirán porque el propio presidente del Gobierno les «resta». Otras fuentes de la formación apuntan a que, dado que Sánchez va «en caída libre», agotará la legislatura y apostará por hacerse «todas las fotos» en la Presidencia española de la UE que le ayude después a dar el salto al salto internacional que ansía para su futuro profesional.

Más información: