Exterior del Hospital de Guadalajara en la mañana del 18 de noviembre de 2021. (Foto: La Crónic@)
Exterior del Hospital de Guadalajara. (Foto: La Cró[email protected])

Con cifras de entre 360 y 400 urgencias al día, la capacidad del Hospital de Guadalajara se encuentra al límite y con una ocupación cercana al 100%. Así lo ha subrayado este lunes Fernando Peiró, responsable de Sanidad de UGT Servicios Públicos en Castilla-La Mancha.

¿El problema más acuciante? La falta de personal. Peiró entiende que la realidad está demostrando que el número de profesionales sigue siendo insuficiente, de ahí que insista en convertir el empleo «flotante» –el temporal y con fecha de caducidad– en empleo «estable y duradero», a través de la creación de más plazas estructurales.

«Está bien que se abran nuevos edificios sanitarios. En estos momentos se están ocupando mucho de los edificios, del continente, pero, a nuestro juicio, poco de lo que hay dentro, de los profesionales», subrayaba Peiró.

Esta necesidad de plantilla también la reclama para las unidades que se están trasladando a la zona de ampliación del Hospital de Guadalajara.

Tras el traslado el pasado 29 de septiembre del Servicio de Urgencias, el jueves de la semana pasada se puso en funcionamiento el Hospital de Día de Onco-Hematología.

Las próximas unidades en trasladarse serán las de Geriatría y Salud Mental.

Más profesionales para la ampliación del Hospital

Sin embargo, comenta Peiró, «es precisa la apertura de camas en la zona de ampliación, camas que en principio serían asignadas a especialidades quirúrgicas así como al resto de servicios y unidades que van en esta zona, algo que debe ir acompañado de un incremento de profesionales».

Del mismo modo, asegura que la ampliación del Hospital debería llevar aparejado un incremento del personal de cocina, mantenimiento, laboratorio, mantenimiento, técnicos de radiología, «trabajadores y trabajadoras a las que las nuevas instalaciones les está suponiendo una mayor carga de trabajo y a los que no se les está ofreciendo ningún tipo de refuerzo», insiste.

Entre las reivindicaciones del sindicato que continúan sin atenderse por el SESCAM, Peiró también se ha referido al derecho a la exención voluntaria de noches a partir de una determinada edad; la revisión del pago por kilometraje, «para que los profesionales no sigan poniendo dinero de su bolsillo a la hora de acercar la sanidad a nuestros pueblos en sus vehículos particulares»; el derecho a la jubilación anticipada; la reclasificación de grupos profesionales y la revisión de funciones.

«En unidad de acción con el resto de organizaciones sindicales nos falta la Carrera Profesional, sistema que ya está puesto en marcha en todos los servicios de salud del país y que Castilla-La Mancha mantiene paralizado desde 2012. Sería el mejor reconocimiento al trabajo que cada día hacen estos profesionales y que han hecho durante los peores meses de pandemia».

Fernando Peiró recordaba que la legislatura está a punto de concluir y que si, tal y como anunció el presidente regional, se va a legislar a favor de los profesionales sanitarios, «el tiempo se está acabando».


Más información: