Cogollos de marihuana envasados al vacío.
Cogollos de marihuana envasados, listos para su expedición.

En un pueblo famoso por fabricar puertas para toda España se pasan al tráfico de marihuana; en Almagro, las berenjenas hacen sitio a la «maría». La Guardia Civil se ha incautado del mayor alijo de marihuana envasada encontrado hasta el momento no sólo en España «sino a nivel internacional», como destaca el propio instituto armado. La operación Jardines ha concluido con el decomiso de 32.370,2 kilogramos de cogollos de marihuana. En plantas de cannabis equivaldría, aproximadamente, a 1.100.000 unidades.

Los 20 detenidos –que son 9 hombres y 11 mujeres, de entre 20 y 59 años–, formaban parte de una banda implantada en Toledo, Ciudad Real, Valencia y Asturias. Controlaban todo el proceso de producción y distribución de la droga.

Villacañas: de puertas a marihuana

La investigación comenzó con una inspección de la Guardia Civil en varias plantaciones de cáñamo industrial de Villacañas (Toledo), la localidad que antes de la crisis del 2008 se hizo famosa por la producción de puertas. Ahora, el monocultivo iba a ser otro… Los principales investigados poseían esta localidad toledana una empresa, con la que adquirían las semillas. Una segunda, las transportaba y sembraba. Otra empresa se encargaba del cuidado, mantenimiento, recolección y secado.

Finalmente, la empresa inicial se encargaba de adquirir las plantas ya secas con los cogollos y las almacenaba en dos naves situadas en la provincia de Valencia. Desde ahí, los detenidos procesaban el género, separando los cogollos y envasándolos al vacío en diferentes formatos para enviarlos tanto a lugares del territorio español como a países europeos, principalmente Suiza, Holanda, Alemania y Bélgica.

En Almagro, «maría» en vez de berenjenas

La segunda inspección tuvo lugar en la localidad de Almagro (Ciudad Real) durante el mes de octubre. Agentes de la UOPJ de Toledo descubrieron unas 37.000 plantas distribuidas en cuatro invernaderos y en proceso de secado. Las tres personas que se hallaban en el momento de la actuación fueron detenidas. En la nave, la Guardia Civil halla también cuatro toneladas de picadura de marihuana almacenadas en varias sacas. El destino de toda la mercancía eran los dos almacenes de Valencia.

En esta última provincia, la Guardia Civil ha intervenido 30.530 kilos de cogollos, 20 kilos de polen –todo ello envasado al vacío–, 21.600 plantas en proceso de secado y 231.200 cajetillas de cogollos de marihuana. También se ha hallado documentación que acreditaba la existencia de varias plantaciones más, maquinaria para el procesado, elaboración y envasado, destacando sobre todo dos máquinas para la extracción del polen. En este registro han sido detenidas 15 personas.

Por último, la tercera y última fase de la explotación, ha consistido en una nueva inspección en Asturias. El análisis de las plantas que se encontraban allí también ha dado positivo en psicoactivo. Un total de 4.000 plantas han sido intervenidas y hay dos detenidos.


Más información: