Ampliación del Hospital de Guadalajara, aún en obras. (Foto: La Crónic@)
Ampliación del Hospital de Guadalajara, aún en obras. (Foto: La Crónic@)

Fondos públicos para infraestructuras sanitarias en Castilla-La Mancha. Ese ha sido uno de los puntos acordados en el llamado Pacto para la reconstrucción de Castilla-La Mancha iniciado entre PSOE y Ciudadanos. Según destacan fuentes socialistas, ambas formaciones han alcanzado el acuerdo de “blindar” los 630 millones de euros ya previstos en esta legislatura para distintas infraestructuras sanitarias, desde hospitales hasta centros de salud y consultorios. Se trataría de una petición hecha por Ciudadanos. Uno de los hospitales incluidos, obviamente, es el de Guadalajara, cuya ampliación aún no se ha concluido más de una década después de iniciadas las obras.

El acuerdo alcanzado establece que no se paralizará ninguna de las obras previstas en materia sanitaria para esta legislatura. En concreto, se refieren a los planes de obra ya en marcha de los hospitales de Albacete, Cuenca, Guadalajara, Toledo y Puertollano y a otras infraestructuras sanitarias.

Calendario y previsiones detalladas, pide Ciudadanos

La formación naranja, según fuentes consultadas por Europa Press para LA CRÓNICA, estableció como condición blindar esa dotación de 630 millones de euros, y también que se incluya un anexo con un calendario detallado de inversiones y plazos de ejecución que permita controlar su estricto cumplimiento.

También se ha determinado que se dote a los profesionales de Atención Primaria de un catálogo de test que contemple pruebas de detección del COVID-19. Ese catálogo de test, indican fuentes socialistas, también está incluido en el acuerdo, teniendo en cuenta que el papel de la Atención Primaria sigue siendo, a su juicio, “fundamental en la lucha contra el coronavirus”.

Ambas formaciones han aclarado que este ha sido el acuerdo alcanzado en el ámbito sanitario, aunque el del pacto en su globalidad no está cerrado, pero “marcha en la buena dirección”, según la formación naranja, y con negociaciones continuas, casi diarias, según los socialistas.

Más información: