Las obras de ampliación del Hospital de Guadalajara ahora alcanzan el 67,5% de su ejecución. Es el dato preciso apuntado por el presidente regional este lunes, durante una comparecencia en el Ayuntamiento de Guadalajara.

Se espera que para el primer trimestre de 2020 ya esté en marcha el Plan Funcional de la parte actual remodelada, porque el objetivo es "acelerarlo al máximo para que se pueda "encadenar" el final de la obra del nuevo edificio con el proceso de contratación y edificación del actual.

Hace ahora un año, ell consejero de Sanidad del Gobierno de Castilla-La Mancha, Jesús Fernández Sanz, apuntaba a una apertura a finales de 2020 en el caso de Guadalajara, habida cuenta de dotar al nuevo edificio de todo su equipamiento. La fecha parece optimista, a la luz de la realidad.

Las obras llevan, siempre según los datos oficiales, un ritmo discontinuo… y no precisamente acelerado en estos últimos meses. El pasado mes de julio, aseguraban que se estaba al 65 por ciento, mientras que en enero de 2019 se habría ya alcanzado el 53 por ciento, cuando apenas un mes antes, en diciembre de 2018, se celebraba abiertamente haber alcanzado el ecuador del proyecto, con el 50 por ciento realizado.

Más en lo concreto, y según datos de la propia Junta, se ha comenzado la instalación de los falsos techos, a la vez que continúan avanzando los trabajos relativos a las instalaciones de gases medicinales, sistemas contra incendios y telecomunicaciones, entre otros, y esta misma semana se iniciará la instalación de techos metálicos, a la vez que se finalizan los trabajos en fachada y en lo relativo a vidrio.

También ha quedado concluida la instalación solar térmica de los nuevos edificios y se está procediendo a los trabajos de alicatado en el interior de los mismos.