El presidente regional ha anunciado una inversión de "casi" el doble de lo previsto en el Hospital de Guadalajara a lo largo de los próximos años al extender su reforma no sólo a la edificación nueva sino a la redacción y ejecución de un proyecto de acondicionamiento de las actuales dependencias, con casi medio siglo de actividad a cuestas.

Según García-Page, el Gobierno regional actual ha aprovechado "el parón de Echániz y Cospedal" en las obras del Hospital de Guadalajara y ahora "va a ser mejor", con mejores condiciones y servicios.

En este aspecto, el presidente regional ha avanzado que cuando se paró el proyecto durante la presidencia de Cospedal solo había presupuesto para el nuevo edificio pero no para mejorar el actual y eso es porque "solo tenían planteado la mitad" desde el punto de vista presupuestario.