Por pelotas, sin
El Bar Club, de Guadalajara, cerrado por las nuevas restricciones contra el COVID. (Foto: La Crónic@)

El presidente del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha avanzado que el Grupo Parlamentario que dirige llevará al próximo pleno de las Cortes regionales una proposición (para la que reclama el apoyo de PSOE y Ciudadanos) de cara a blindar de forma unánime su propuesta de que la hostelería de la región no cierre sus puertas pese al avance del coronavirus y el aumento de contagios.

En declaraciones a los medios desde Socuéllamos, donde se ha reunido con el sector hostelero para transmitir “todo el apoyo del PP”, ha reivindicado que su partido “jamás ha tenido paños calientes” y “desde el minuto uno” han arropado a este colectivo.

“Voy a pedir que voten en contra del cierre en la hostelería y que cerremos una propuesta conjunta todos los diputados, los del PSOE, los de Cs y los del PP, en una proposición en la que nos comprometamos a que no se cierre la hostelería y no se le culpe de los contagios”, ha apuntado, insistiendo en que la hostelería “no es la culpable de la propagación del contagio”.

A semejanza de Madrid, plantea Núñez

Insiste Núñez en que los hosteleros, “que siempre se han adaptado a lo exigido”, han cumplido “al cien por cien con sus compromisos, y han visto que la respuesta del Gobierno de García-Page es el cierre, la prohibición” y ha puesto como buen ejemplo la gestión en la Comunidad de Madrid.

Los “cierres impuestos” en la región, para Núñez, “demuestran que su única estrategia es prohibir y culpar con sus gestos” a los hosteleros, unos profesionales que no pueden trabajar “pese a que cumplen con todas las medidas que les exigen” las autoridades.

En este sentido, ha propuesto que “otro modelo es posible” al estilo madrileño. “Le pido a Page que no cierre la hostelería, que no tiene la culpa, y que no puede ser la que esté pagando los platos rotos”.

Más información: