Humareda por el incendio en Mazarete el 28 de julio de 2021; al fondo, las antenas del pueblo.
Humareda por el incendio en Mazarete el 28 de julio de 2021; al fondo, las antenas del pueblo. (Foto: Ayuntamiento de Mazarete)

Los vecinos del pequeño municipio de Mazarete, en el Señorío de Molina y en el entorno de la zona del Alto Tajo donde hace 16 años un terrible incendio acababa con la vida de 11 miembros de un retén, ya están tranquilos. Sin embargo, siquiera por unos instantes han revivido el miedo y el «infierno» de aquel fatídico 16 de julio de 2005. Se lo ha provocado el fuego iniciado en la tarde de este 28 de julio en un cerro del término municipal, tras el vuelco de un camión cisterna cargado de combustible en la carretera CM-2120.

Viento en la zona

«Ya estamos tranquilos, porque ha sido en el monte y está muy localizado», ha señalado la alcaldesa de Mazarete, Lucía Enjuto, a Europa Press para LA CRÓNICA. Al principio, al ver el humo a lo lejos, los vecinos «se han asustado» porque «por unos instantes» les ha venido el recuerdo de ese fatal día de hace 16 años que se llevó la vida de once miembros del retén de Cogolludo.

En Mazarete habrá ahora unos 150 vecinos y aunque el fuego no está extinguido y hace viento en la zona, al estar muy localizado y «no verse fuerte», según define Enjuto, están ya más calmados. Incluso se está dejando pasar a algún agricultor y eso es buena señal, ha añadido.

Según ha precisado, el fuego se ha originado en las inmediaciones del cerro de Mazarete, donde están las antenas de teléfono, y el hecho de que se hayan llevado a un grupo de niños desde el albergue rural y centro de educación ambiental Dehesa de Solanillos hasta Cobeta, se debe a que este segundo municipio está más cerca que la propia localidad de Mazarete.

Más información: