García-Page ha comparecido justo antes de salir para Madrid, camino de su encuentro con Carmen Calvo.
García-Page, en una fotografía reciente.

Emiliano García-Page ha celebrado este jueves que en la Comunidad Autónoma exista una estabilidad institucional que, si bien se ampara en la mayoría absoluta del PSOE en las Cortes regionales, no deja de propiciar acuerdos a varias bandas con partidos políticos y agentes sociales. Por este ha sacado pecho abiertamente en una comparecencia previa a reunirse con la vicepresidenta Carmen Calvo en Madrid.

Precisamente, García-Page ha contrapuesto el panorama regional al escenario en regiones como Madrid o Murcia tras el adelanto electoral en una y la moción de censura en la otra.

“Trabajamos a años vista, no a horas vista”

En una rueda de prensa tras presidir un Consejo de Gobierno extraordinario, García-Page ha apuntado que esa estabilidad institucional sirve para decir a la ciudadanía que ante los esfuerzos exigidos pueden tener claro que “hay rumbo” para superar la crisis.

“Aquí sabemos que hay rumbo y una solidez indispensable para afrontar lo que queda de crisis sanitaria y para la recuperación social y económica”, ha defendido.

En este punto, ha señalado la importancia de que la ciudadanía pueda “abstraerse” del “ruido político” para que “no pierda la vista los mensajes claros de prevención ante el virus”.

Esa estabilidad castellanomanchega radicaría en que su Gobierno “trabaja a años vista, no a horas vista”, lo que permite “defender los intereses de la gente, no de los partidos ni de los políticos de turno”.