García-Page, en el Consejo de Gobierno del 11 de marzo de 2021.
García-Page, en el Consejo de Gobierno del 11 de marzo de 2021.

Consejo extraordinario el celebrado este jueves en el Palacio de Fuensalida, tras el acuerdo generalizado alcanzado la víspera entre casi todas las regiones, salvo Madrid, sobre cómo combatir el COVID en España durante las próximas semanas.

El decreto consensuado establece las condiciones “mínimas” de aplicación, ha destacado el presidente regional, pero a partir de ahí cada región puede endurecer las condiciones como considere. “Para nosotros es un decreto de mínimos pero no pensamos ampliarlo“. Del 26 de marzo al 9 de abril sólo se variará lo hasta ahora aplicado en la región en cuanto al número de comensales, que pasará a ser de un máximo de 4 en las mesas del interior de bares y restaurantes y de 6 clientes en las mesas del exterior.

El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, ha confirmado que la aplicación QR para los teléfonos móviles será voluntaria por ahora en Castilla-La Mancha. Se está a la espera de si cuaja una app única para toda España.

A las 11, todos a casa

Importante es puntualizar que en este período, el toque de queda será a las 11 de la noche y los bares y restaurantes podrán apurar su actividad hasta esas mismas 11.

Además, las poblaciones que seguían en Nivel 3 por su alto número de casos ya pueden actuar como el resto, con las normas del Nivel 2. En el caso de Guadalajara, eso afecta directamente a Sigüenza, Pioz y El Casar, que habían quedado desfasadas por culpa de la alta incidencia acumulada que presentaban.

Las bajadas están siendo cada vez menores, pero estamos en unos niveles que no se veían en Castilla-La Mancha desde agosto. La previsión para las próximas semanas es que vuelva a subir el número de casos, consecuencia del ligero alivio de las restricciones aplicado.

El jefe del Ejecutivo de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, preside un Consejo de Gobierno Extraordinario el 11 de marzo de 2021.

Se estudiará abrir la región después de la Semana Santa

Se mantendrá la perimetración de la Comunidad Autónoma. En cuanto se pase la Semana Santa, una reunión servirá para deliberar qué hacer, a la vista de los datos que haya en ese momento “siempre con el animo de facilitar al máximo la normalidad en la vida de la gente”, ha avanzado García-Page.

Sostiene el presidente de Castilla-La Mancha que hay encuestas que dan un 90 por ciento de apoyo de la población regional a las medidas aplicadas por la Junta frente al COVID.