Sesión extraordinaria de las Cortes de Castilla-La Mancha el 2 de mayo de 2020.
Sesión extraordinaria de las Cortes de Castilla-La Mancha el 2 de mayo de 2020.

Es la cuarta reforma del Reglamento de las Cortes de Castilla-La Mancha y ha venido inducida por la pandemia del coronavirus. El cambio normativo era imprescindible para realizar sesiones plenarias por videoconferencia y materializar el voto telemático. Lo que en cuatro décadas no fue necesario, en tiempos de confinamiento resultaba imprescindible… e imposible. La modificación ha salido adelante por unanimidad en la sesión que se ha celebrado este jueves.

La reforma ha sido presentada por PSOE, PP y Ciudadanos –los tres grupos con representación parlamentaria- y ha recibido el visto bueno de los 32 diputados de la Cámara regional presentes en la sesión.

Esta nueva modificación del Reglamento afecta a dos artículos. El primero de ellos, el 84 bis, para ampliar los supuestos de celebración de plenos y comisiones parlamentarias por videoconferencia, pues hasta el momento sólo se permitían los recogidos en el artículo 116 de la Constitución Española sobre los estados de alarma, sitio y excepción.

La segunda modificación es la del artículo 111c del Reglamento del Parlamento autonómico sobre las votaciones ordinarias. Así, desde ahora se va a permitir que sean también telemáticas más allá de los supuestos anteriores de los estados de alarma, sitio y excepción o de los de nacimiento de hijos o cuidado de menores.