El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page,  mantendrá un encuentro este lunes en el campus de la Universidad de Alcalá (UAH), en Guadalajara, con el rector de la universidad alcalaína, José Vicente Saz y con el alcalde de la capital, Alberto Rojo.
 
En la reunión se van a perfilar las actuaciones pendientes para llevar a cabo la construcción del nuevo campus de la Universidad de Alcalá en Guadalajara en los terrenos y edificaciones del Colegio de Huérfanas ‘María Cristina’.
 
En la actualidad, el campus de la UAH en la capital alcarreña está situado en dos emplazamientos dentro del casco urbano de la ciudad (calle Madrid y calle Cifuentes). Cuenta con la Facultad de Educación, el Edificio Multidepartamental y el Edificio Modular en los que se cursan estudios de Turismo, Administración y Dirección de Empresas, Ciencia y Tecnología de la Edificación, Enfermería y Comunicación Audiovisual. Como parte del campus se considera también el Hospital Universitario y el Parque Científico y Tecnológico.
 
La Universidad de Alcalá tiene más de 29.000 estudiantes, 1.627 profesores e investigadores y 762 trabajadores  administrativos y de servicio que dan vida a más de 38 titulaciones oficiales de grado. De ellos, unos 3.500 alumnos pertenecen al campus de Guadalajara, en el que imparten clase 470 profesores.

Una reunión programada hace un mes
A comienzos de agosto, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ya había concretado esta reunión con el rector de la Universidad de Alcalá de Henares, José Vicente Saz, para dar un "pistoletazo definitivo de salida" al Campus Universitario de Guadalajara con el fin de que sea "un emblema de los nuevos tiempos de la ciudad de Guadalajara".

Coincidiendo con la inauguración de la reforma del puente árabe, el presidente fijaba, en el despacho del alcalde de Guadalajara, Alberto Rojo, esta reunión y avanzaba, en la propia capital alcarreña, que el objetivo es "seguir creciendo" tanto con gente de provincia alcarreña como con universitarios de Madrid que estudien en esta capital.

Según García-Page, el proyecto del Campus Universitario "ha estado demasiado tiempo al ralentí y sufriendo la incomprensión local", y quiere convertirlo en el "gran emblema" de los nuevos tiempos.

"El Campus Universitario tiene que significar una aportación de modernidad, civismo urbano y novedad generacional", ha apuntado en declaraciones a los periodistas, a la par que ha defendido la necesidad de que el mismo "cobre impulso y recupere el ritmo" y que se convierta también en motor económico.