La A-2 a la altura del kilómetro 21 el viernes, 19 de septiembre de 2020, hacia las cinco y media de la tarde.
Los agentes siguieron por la A-2 al camión de gran tonelaje, convencidos de que viaja con una "sorpresa" entre su carga.

La Fiscalía Antidroga de Granada ha coordinado con la Policía Nacional, en colaboración con Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, una amplia operación que ha tenido su peculiar derivación en la provincia de Guadalajara. La operación comenzó en mayo, y permanece abierta, sin que se descarten nuevas detenciones.

En la provincia de Guadalajara es donde ha sido interceptado un camión tráiler de transporte internacional, con 82 kilos de cogollos de marihuana en su interior, envasados y escondidos entre palés de melones con destino al extranjero.

Los investigadores siguieron la pista de ese vehículo de transporte de gran tonelaje que había partido de Granada y se encontraba, presumiblemente, en camino hacia la frontera francesa.

Droga entre melones

A la altura de Sigüenza, según el relato policial, “tras varias horas de seguimiento discreto” consiguieron desviar la ruta del camión y hacerlo estacionar en un área de servicio.

Una vez allí, la inspección del tráiler y de su carga reveló la existencia de ocho bolsos de color negro. En el interior se encontraron doce bolsas transparentes de cierre hermético, que contenían marihuana. Todo estaba camuflado entre una carga de melones dispuestos en palés. El pesaje de la mercancía dio un peso total de 82 kilos de marihuana.

Durante esa jornada fueron detenidas cinco personas, presuntos miembros de la organización, incluyendo el conductor del camión. El segundo día se saldó con el descubrimiento, durante el registro de una vivienda, de un recipiente de PVC empotrado en un muro, en cuyo interior había 423.000 euros en fajos de billetes empaquetados y envasados al vacío.

Para poder acceder al depósito, los agentes tuvieron que utilizar herramientas de albañilería, incluyendo una sierra de corte radial. Dicho dinero tendría su origen en los beneficios obtenidos con el tráfico de drogas a nivel internacional, siendo los países de Francia y Alemania el destino final de esta. Además de esta cantidad, en otro registro se encontraron otros 52.000 euros como beneficio de la actividad delictiva llevada a cabo.

Armas de guerra

La operación ha supuesto la detención de siete personas y la incautación de armas de guerra, así como distintas cantidades de marihuana y hachís, y 450.000 euros en metálico, de las ventas que se habrían realizado principalmente desde la zona norte de la capital granadina al ámbito internacional, utilizando supuestamente un tráiler.

Se han realizado once registros en la ciudad de Granada, en los que se ha intervenido, junto con la detención de los siete detenidos –entre ellos una mujer, todos españoles–, un subfusil, una escopeta táctica, siete pistolas –una de ellos manipulada para disparar a ráfagas–, más de 1.000 cartuchos de diverso calibre, dos chalecos antibalas, dos drones, dos relojes de lujo, 30,6 kilos de cogollos de marihuana envasados, 750 gramos de hachís y 314 plantas de marihuana, además de 475.000 euros en metálico.

Además, se han bloqueado más de 932.000 euros entre vehículos de todo tipo, entre los que destaca un deportivo de lujo valorado en 220.000 euros, y numerosas cuentas bancarias. Se ha inmovilizado también una vivienda ubicada en una localidad del cinturón de Granada tasada en otros 220.000 euros.

Más información: