Embalse de Entrepeñas.
Embalse de Entrepeñas.

Siempre ha sido más fácil llenar Entrepeñas que Buendía, aunque sólo fuese porque el embalse de Guadalajara tiene la mitad de capacidad que el conquense. Pero la diferencia de nivel en estos momentos es más que notoria: mientras que Entrepeñas está al 56 por ciento de su capacidad, el de Buendía apenas llega a una quinta parte de lo que podría contener.

Entrepeñas en abril de 2020.
Entrepeñas en abril de 2020.

Los dos grandes embalses de la cabecera del Tajo han aumentado durante la pasada semana en 24,71 hectómetros cúbicos sus reservas y almacenan actualmente un total de 816,73, lo que supone el 32,43 por ciento de su capacidad –que asciende a 2.518 hectómetros–, según los datos aportados por la Confederación Hidrográfica del Tajo.

En este sentido, el embalse de Entrepeñas ha subido sus reservas en 18,11 hectómetros en los últimos siete días y almacena 451,79 de los 813 que puede embalsar; mientras que el de Buendía ha aumentado en 6,60 su capacidad y almacena 364,94 de los 1.705 hectómetros cúbicos que puede contener.

Del resto, todos los embalses de la provincia han visto aumentadas sus reservas, salvo el de Bolarque (que es el regulador por el trasvase), que pierde 1,51 hectómetros y acumula 25,40 de un máximo de 31; y el de El Vado, que registra 0,42 hectómetros menos, situándose en los 47,67 de una capacidad de 56.

El de Alcorlo ha ganado 3,30 hectómetros y cuenta con 106,11 de 180 acumulables; Almoguera, ha sumado 0,15 hectómetros y se queda con 5,92 de un máximo de siete y El Atance alcanza los 17,49, 1,10 hectómetros más, de un máximo de 35.

El embalse de Beleña aumenta 0,32 y acumula 48,71 de un total de 53, el embalse de Pálmaces ha aumentado 1,58 hectómetros sus reservas y llega a los 26,01 de 31 posibles, y el de La Tajera, que gana 3,84 hectómetros y se queda con 35,45 de sus 59 posibles.