14 C
Guadalajara
19 mayo 2024
InicioViajesEstella pone a prueba las tapas "precolombinas" de los mejores cocineros medievales...

Estella pone a prueba las tapas «precolombinas» de los mejores cocineros medievales de España

-

El fin de semana del 18 al 20 de octubre será cuando se decida cuál es la mejor tapa histórica del XII Concurso Internacional de Pinchos Medievales, que organiza la Red de Ciudades y Villas Medievales.
 
A la finalísima acudirán, esperanzados e ilusionados, cocineros representantes de las nueve ciudades y villas que componen la Red. Todos competirán en buena lid por alzarse con el título de chef medieval de 2019.
 
Además, las tapas y pinchos medievales se podrán degustar en diferentes establecimientos de la localidad estellesa, que ejercerán como anfitriones de cada una de las localidades participantes, durante los días 19 y el 20 de octubre. Así, todas las personas que visiten Estella en esos días podrán conocer la ciudad y su bello casco histórico, nacido al calor del Camino de Santiago, degustando once deliciosos pinchos en otros tantos bares y restaurantes locales, al precio de 2,5 euros el pincho, bebida incluida.
 
La competición, propiamente dicha, se celebrará en el Edificio de la Escuela Taller de Hostelería, sito en la calle Merkatondoa, 26, el sábado, día 19 de octubre. Allí, y decidido el orden por sorteo, cada uno de los restauradores deberá presentar su pincho o tapa y cocinarlo en directo ante la mirada atenta de un jurado de expertos.

En la gran final, que tendrá como telón de fondo el hermoso entorno monumental de Estella, participarán cocineros de Almazán (Soria), Ciudad Rodrigo (Salamanca), Consuegra (Toledo), Estella (Navarra), Hondarribia (Guipúzcoa), Laguardia (Álava), Marvão (Portugal), Olivenza (Badajoz) y Sigüenza (Guadalajara). Nueve chefs elegidos por sus respectivas localidades como embajadores gastronómicos de su tierra que participaran en el concurso internacional que se regirá por las mismas bases que los concursos locales previos.

Su filosofía que difiere de otros eventos gastronómicos al uso, añadiéndole un toque especial y diferencial. En primer lugar, se prohíbe la utilización de ingredientes originarios de América para la elaboración de los diferentes pinchos. Y, además, deben tender siempre a usar aquellos que mejor definen a su tierra. En consecuencia, las creaciones que optarán al premio deberán ser, como indica su nombre, medievales, puesto que la materia prima utilizada en su composición tiene necesariamente que ser anterior a la conquista de América.

Los cocineros no han podido utilizar para la elaboración de sus pequeños bocados de autor ni tomate, ni pimientos, ni maíz, ni aguacate…ni tan siquiera la popular y tradicional patata, de ahí la dificultad que entraña para estos reconocidos chefs la creación de una tapa con estos reducidos mimbres. Pese a ello, han conseguido presentar a concurso verdaderas delicias culinarias que resultan visualmente atractivas y generosamente sabrosas y apetecibles.