Cabecera de La Crónic@ en 2020.
Cabecera de La Crónic@ en 2020.

Hasta el lector más despistado de LA CRÓNICA, si es que alguno hay que lo sea, se habrá dado cuenta de que el diseño del periódico ha cambiado. La nueva presentación de las noticias del diario se hizo pública en la tarde del 30 de enero de 2020, un día que culminaba varios meses de trabajo. Hemos esperado desde entonces para comprobar si habíamos acertado y poder compartirlo con quienes más importan, que son nuestros lectores.

Pasado el primer mes, el balance es tan positivo que cuesta contener la euforia. Un periódico más ágil, moderno, legible, atractivo y constantemente actualizado es posible sobre todo por el trabajo de la Redacción, pero sería inviable sin el nuevo “contenedor” de las noticias que sin interrupción compartimos por la Red. La respuesta ha sido inmediata y muy gratificante: más de un 40 por ciento de incremento en el número de visitas, que rondan las 300.000 al mes. No hay mejor confirmación de que el éxito en el periodismo, hoy como ayer, se basa en ser veraces y no cejar en la búsqueda de los temas de interés para el mayor número de posibles lectores

Una información sin límites y sin fronteras es lo que viene ofreciendo LA CRÓNICA desde hace veinte años. Pioneros entonces, sin dejar de renovar dos décadas después.

Sean 300.000 o los que vayan sumándose a LA CRÓNICA, los lectores son mucho más que un número o un dato: son nuestra razón de ser.

Gracias, siempre, por estar ahí.

Más información

• LA CRÓNICA cumple 20 años