Vista aérea de la planta de Nestlé en Marchamalo.
Vista aérea de la planta de Nestlé en Marchamalo.

La plantilla de Lactalis-Nestlé acordaba este martes convocar cuatro jornadas de huelgas parciales, de cuatro horas, en defensa de su convenio colectivo. De no alcanzarse un acuerdo con la empresa en la preceptiva mediación previa a la huelga, los paros se llevarán a cabo los próximos días 14, 15, 16 y 17 de diciembre al inicio de cada turno.

Así lo ha decidido una amplísima mayoría de las 525 personas que integran la plantilla de la ‘joint venture’ Lactalis-Nestlé de Marchamalo en las tres asambleas, una por turno, celebradas en la noche de lunes y a lo largo de la jornada del martes, convocadas por el comité de empresa.

“En la última reunión, el pasado día 12, la dirección volvió a rechazar todas nuestras reivindicaciones. Desde que comenzamos las negociaciones a primeros de año, no sólo se ha mantenido sus propuestas iniciales, sino que además las ido endureciendo y recortando”, ha indicado presidente del comité, Ángel Fernández.

Los cuatro sindicatos que integran el comité de empresa, CCOO, USO, UGT y CSIF, han calificado siempre de “miserable” la subida salarial propuesta por la empresa, “y más miserable aún su negativa a acabar con la discriminación laboral y retributiva que sufren las y los trabajadores del centro de distribución, que son un 40% de la plantilla”.

Buenos resultados económicos

“Nuestra empresa tiene unos resultados económicos magníficos e incluso mejoró su beneficio un 10% más el año pasado con la crisis de la pandemia y sabe de sobra que eso fue posible gracias al esfuerzo de la plantilla. Estos son datos y son hechos. No se entiende, ni es de recibo, la actitud miserable de nuestra empresa en la mesa de negociación del convenio. Así lo sentimos los representantes de los trabajadores y así lo sienten todos y cada uno de nuestros compañeros y compañeras”, subraya Fernández.

Más información: