Comisaría de Policía de Guadalajara
Comisaría de Policía de Guadalajara. (Foto: La Cró[email protected])

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, Francisco Tierraseca, ha revelado este jueves que, a día de hoy, hay un total hay 3.764 casos activos de violencia de género, «que precisan de algún tipo de seguimiento policial», y 91 casos activos con menores en situación de riesgo «y que precisan de algún tipo de protección» en la región.

A 31 de marzo de 2019, un total de 30.506 mujeres víctimas de violencia de género contaban con algún tipo de protección policial, lo que supone el 52,9% del total de 57.707 casos relacionados con este tipo de violencia en España según los datos del Ministerio del Interior en aquella fecha.

Desde que hay registros de datos, que se iniciaron en 2003, hasta la actualidad, en Castilla-La Mancha un total de 30.926 mujeres denunciaron haber sido víctimas de violencia, tanto física como psicológica. En ese mismo período, 46 mujeres han sido asesinadas, una de ellas el pasado mes de mayo en Alovera.

«Esta cifra hay que recordarla, porque da idea de la magnitud de la problemática», ha insistido Tierraseca, quien ha indicado que la sociedad española ha evolucionado al mismo tiempo que las estructuras políticas y sus discursos y que en el momento en que se firmó el Pacto de Estado contra la Violencia de Género hubo unanimidad en reconocer el problema como cuestión de Estado. «Todas las fuerzas políticas y sociales reconocían este problema y trabajamos coco a codo».

Críticas a los negacionistas

Pero esa unanimidad se ha roto, considera, por parte de algunas fuerzas políticas, cuyos discursos negacionistas se han trasladado a un sector de población que, además, «sin rubor niega el hecho de que existe una violencia estructural dirigida contra las mujeres que es la violencia de género», ha lamentado.

«Cuando finalice el actual pacto de estado y haya que renovarlo y reforzarlo, evidentemente algunas fuerzas políticas seguirán haciendo su discurso negacionista, pero el resto de partidos e instituciones que reconocemos que hay una violencia estructural contra las mujeres por el hecho se serlo tendremos que redoblar esfuerzos de consenso y seguir trabajando aún a riesgo de que otros no estén en ese pacto. Pero eso no va a ser obstáculo para que reforcemos aún más la lucha contra la violencia de género», ha concluido el delegado del Gobierno.

Más información: