Calle de Molina de Aragón en abril de 2021. La ciudad ha visto empeorar sus datos de COVID en la última semana. (Foto: La Crónic@)
Calle de Molina de Aragón. (Foto: La Cró[email protected])

Un caso que se estaba llevando con discreción desde la Guardia Civil ha terminado por saltar, y de forma estruendosa, casi cuatro meses después de producirse los hechos. Ha sido este 27 de septiembre cuando la Cadena SER se ha hecho amplio eco de la versión de una persona que fue objeto de una contundente detención en Molina de Aragón, el 31 de mayo pasado. Así se puede observar en el vídeo que ha sido difundido y que, ciertamente, es impactante:

En el Juzgado desde hace meses

El pasado 14 de julio, el juzgado de instrucción número 1 de Molina de Aragón citaba a los dos agentes que aparecen en las imágenes. Han sido denunciados por un delito de lesiones y otro de falso testimonio al, supuestamente, no corresponder el atestado de la intervención con la realidad.

El otro protagonista, involuntario, de los hechos es David C.H., de 31 años. La acción discurre a las 4:23 de la madrugada. La patrulla había acudido alertada por unos vecinos, extrañados de ver luz en el local a esas horas. Asegura que «en todo momento les explicaba que yo trabajaba en ese bar, que no estaba robando».

La persona agredida también negó ante el juez otro detalle del relato que realizaron los agentes en su atestado. Aseguraron que, una vez reducido en el suelo, “el arrestado verbalizó que se iba a autolesionar para perjudicar a los agentes”. Una versión que no coincide con la del trabajador al que confundieron con un ladrón, “eso es falso”, relata este hombre, “yo no haría algo así, la realidad es que tras tirarme al suelo, uno de los agentes se subió encima de mí, me apretó y perdí el conocimiento, después me golpeé con la cabeza en el escalón de la entrada y empecé a sangrar. Ni siquiera recuerdo cómo me metieron en el coche patrulla”.

Varios informes médicos detallaron en el detenido contusiones en la cara, un golpe en la nariz y una herida pequeña en el ángulo interno del ojo izquierdo. Los agentes también aportaron a las diligencias su propio parte de lesiones, como agredidos.

Del resto de detalles de la prolija información de la Cadena SER pueden los lectores tener cumplida cuenta en este enlace.

Sin imágenes de la «zona detenidos»

Por otra parte, en la misma pieza informativa se resalta que la Dirección General de la Guardia Civil reconoce que las imágenes de la zona de detenidos se borraron porque ese borrado es “automático, transcurridos 20 días de la grabación”. Añaden que cuando el juez las solicitó “había pasado un mes desde que ocurrieron los hechos y, por lo tanto, no hay grabación del acuartelamiento de Molina”.

Respecto a los agentes implicados, se señala que “estuvieron de baja médica tras las lesiones que les causó el detenido durante la actuación” y “actualmente están prestando servicio con normalidad”.


Más información: