Tuberías de salida del Trasvase Tajo-Segura, en Bolarque.
Tuberías de salida del Trasvase Tajo-Segura, en Bolarque.

El Gobierno regional apoya la derivación 20 hectómetros cúbicos a las Tablas de Daimiel procedentes del Tajo-Segura a través de la conducción a la Llanura Manchega ante la situación de “emergencia” que se encuentra el humedal. La medida fue instada este jueves por el pleno del Patronato del Tablas de Daimiel, como informaba LA CRÓNICA, y avala la solicitud realizada por la Comisión Mixta de los Parques Nacionales de Castilla-La Mancha en el mismo sentido.

La Junta de Comunidades, por boca de sus consejeros de Desarrollo Sostenible, José Luis Escudero, y del vicepresidente, José Luis Martínez Guijarro, incide en la necesidad de garantizar su estado ecológico a fin de “salvar un ecosistema único”.

Así lo ha manifestado el consejero de Desarrollo Sostenible, el azudense Escudero. Preguntado por los medios sobre este asunto, ha defendido que para el Ejecutivo regional “está muy claro” que hay que tomar una “decisión urgente” y la obligación es garantizar el estado ecológico del Parque Nacional.

Para el consejero guadalajareño esto significa “tomar partido y actuar con responsabilidad” a la vez que ha señalado que el Ejecutivo regional forma parte tanto del Patronato como de la Comisión Mixta.

“Sin contradicciones”, dice Escudero

El apoyar este aporte de emergencia, ha aclarado, no es una contradicción con la “postura firme” del Gobierno regional respecto al trasvase Tajo-Segura ya que no se muestran partidarios de que haya trasvases que alimenten “posibles desastres ecológicos” aunque sean en otras regiones como es el caso del Mar Menor y ha hecho referencia a la sentencia del Tribunal Supremo sobre los caudales ecológicos del Tajo. “Que nadie desde la hipocresía quiera hacer demagogia sobre esto”, ha advertido.

Considera Escudero que también es necesario trabajar en medidas estructurales como la de los sondeos de pozos de emergencias, pero no deja de ser algo complementario para intentar paliar la situación e intentar evitar que se produzcan nuevos incendios de turbas en fechas próximas.

En su opinión, no se irá más allá de del mes de marzo para una posible reunión de la Comisión Mixta y de la Junta de Explotación, en la que se tomará finalmente una decisión al respecto. “Ayer se dio un ejercicio de diálogo y consenso. Espero que todos estemos a la altura y rememos en la misma dirección para preservar este entorno natural”, ha concluido.

Por su parte, el vicepresidente Martínez Guijarro, tras alertar de que la situación actual es “bastante complicada”, ha asegurado que previamente habrá que estudiar si técnicamente es viable el que puedan llegar esos hectómetros a las tablas fundamentalmente “por la situación en la que se encuentra el cauce del Tajo”. “Si fuera técnicamente viable, creemos que puede ser una de las soluciones”, ha aseverado el vicepresidente.

“No es la primera vez que se ha hecho una derivación de agua y creo que tenemos la responsabilidad entre todos de mantener el ecosistema de las Tablas, que es único en el mundo y por lo tanto si técnicamente es viable, desde el Gobierno estaríamos de acuerdo con esa derivación porque tenemos la responsabilidad de salvar el ecosistema”, ha indicado Martínez Guijarro.

En la misma línea, el vicepresidente del Ejecutivo autonómico ha indicado que desde el Gobierno regional estarán “muy vigilantes” para que el caudal ecológico del río Tajo a su paso por Aranjuez, Toledo y Talavera de la Reina “sufra un incremento respecto al caudal actual”, y también para que “la literalidad de la sentencia del Tribunal Supremo se vea reflejada, que es trasladar a la normativa lo que dice la sentencia”.

Así se ha pronunciado el número dos del Gobierno regional tras ser preguntado si el Ejecutivo de Castilla-la Mancha ya ha presentado sus alegaciones respecto al tema del caudal ecológico del Tajo. Ahí, ha explicado que “tiene que salir la publicación de todo el esquema de temas importantes” y a partir de ahí “desde la Junta estarán muy vigilantes”.

En este sentido, a juicio de Martínez Guijarro este asunto va a suponer un “cambio radical” en las normas de explotación del trasvase Tajo-Segura, “porque no se puede entender de otra manera”.

Más información:

• Se descarta el trasvase de agua a las Tablas de Daimiel desde el río Tajo (por ahora)

• La Junta considera “urgente” hacer un trasvase a las Tablas de Daimiel con agua del Tajo

• La protectora de aves más respetada se opone a que se mande agua del Tajo a las Tablas de Daimiel