20.3 C
Guadalajara
21 abril 2024
InicioEconomíaLa Junta dará más ayudas a los que saquen las gallinas "de...

La Junta dará más ayudas a los que saquen las gallinas «de la jaula al suelo»

De momento, solo un 30% de los productores avícolas de Castilla-La Mancha han sacado a sus gallinas de la jaula, para que se puedan mover con total libertad.

-

El Gobierno de Castilla-La Mancha sacará de nuevo en el mes de abril una nueva convocatoria de ayudas que, dotada con 8 millones con cargo al Programa de Desarrollo Rural, pretende ayudar al sector avícola de la región a «bajar las gallinas al suelo». De momento, solo un 30% de los productores regionales las han sacado de la jaula, para que se puedan mover con total libertad.

Así lo ha adelantado el consejero de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Julián Martínez Lizán, en la clausura de la Asamblea General de la Asociación de Avicultores de Castilla-La Mancha (Avicam), productores que han agradecido la ayuda del Ejecutivo regional.

En este marco, el consejero ha destacado la importancia de este sector, representado por 113 empresas de producción de huevos y 47 empresas reponedoras para esas granjas, que ponen a Castilla-La Mancha «a la vanguardia».

«Somos el principal productor nacional de huevos y, además, somos el tercer país en cuanto a la Unión Europea. Los datos de producción son tremendos y ponen de manifiesto que el volumen económico que genera este sector, que son nada menos que 240 millones de euros, una cifra importantísima dentro de las producciones agropecuarias», ha destacado.

El consejero ha destacado que el sector avícola de la región no ha parado de evolucionar desde el 2010, anticipándose a muchos cambios de los que se han venido produciendo y que «siempre han contado con apoyo del Gobierno regional».

«En este caso en la novedosa situación que se produce de tener que empezar a trabajar en bajar las gallinas de la jaula al suelo, en el concepto de camperas o ecológicas, y en el que es necesario apoyar esa conversión para minimizar el impacto que supone económicamente a estas empresas».

Tras recordar que el Ejecutivo ya resolvió 11,3 millones de euros en la primera convocatoria de ayudas a este fin, ha explicado que con la convocatoria de abril se podrá dotar de hasta 800.000 euros el expediente y hasta 350.000 euros, por unidad de producción.

«Son volúmenes importantes, puesto que la inversión para este tipo de actividad también es muy importante», ha reconocido Martínez Lizán, que ha puesto en valor a la Asociación de Avicultores de Castilla-La Mancha.

«Es muy seria, muy responsable, trabaja por el bien común de todos sus productores y está dando ejemplo de cómo tienen que desarrollarse las peticiones hacia la Administración, en el sentido de colaboración, respeto y trabajo serio y concienzudo por el bien de un sector».

LAS EMPRESAS PEQUEÑAS TIENEN MÁS DIFICULTAD
Por su parte, el presidente de Avicam, Vicente Arriscado, ha verbalizado la «gratitud» del sector por el «compromiso» que la consejería ha tenido con estos productores desde que se empezó a aplicar directiva de bienestar animal.

«Ahora los cambios que se están produciendo no es porque haya una normativa impuesta a través de la Unión Europea, sino por intereses comerciales de la conversión de la gallina de la jaula al suelo».

«Somos unos privilegiados, porque no existe ninguna comunidad autónoma en la que existan este tipo de ayudas con respecto al sector», ha dicho Arriscado, que no solo ha valorado el apoyo económico de la Administración regional a esa reconversión, sino también la posibilidad de la PAC contemple también ayudas para sacar a las gallinas del habitáculo en el que están, «llamese jaula».

Preguntado por cómo va esa reconversión del sector de puesta, el presidente ha indicado que va «poco a poco», y que, en la actualidad, solo abría acometido ese cambio más del 30% de los productores, sobre todo de empresas grandes.

«Las empresas pequeñas tienen un problema a la hora de acometer este tipo de inversiones, porque conlleva que se tiene que prolongar la actividad, pero hay un problema sucesorio», ha precisado.

ACTUALIZAR LA REFORMA DEL BIENESTAR ANIMAL
En otro orden de cosas, preguntado por la propuesta de la Unión Europea para actualizar la reforma del bienestar animal, el consejero ha reconocido que es preciso «darle una revisión importante», pero escuchando al sector.

«Hay que entender que hay cada vez una mayor sensibilidad ciudadana en el concepto del bienestar animal y que, por lo tanto, hay que entender que tenemos legislar para todos los ciudadanos que conforman nuestros territorios. En ese sentido es en el que habrá que trabajar».

«Entendiendo que es una norma que nos toca aplicar, como las sentencias judiciales. Te pueden gustar o no gustar, pero las tienes que aplicar. Aquí tenemos la facilidad de poder intentar hacer algunos cambios, que es en lo que trabajamos en el futuro y en lo que trasladaremos en cualquier reunión del ámbito nacional o internacional en la sede de la Unión Europea, para poder mejorar las condiciones de productividad de nuestros agricultores y ganaderos», ha concluido.


Más información: