Gallinas ponedoras en una granja avícola.
Gallinas ponedoras en una granja avícola.

El Gobierno de Castilla-La Mancha va a publicar una nueva línea de ayuda, específica para el sector de la avicultura de puesta. Dotada con 16 millones de euros e incluida dentro del Programa de Desarrollo Rural, servirá para incentivar la sustitución de las gallinas en jaula por gallinas en suelo o camperas, adelantándose así al más que probable futuro, en el que esta forma de explotación puede ser prohibida por la Unión Europea.

Martínez Arroyo, en una imagen del archivo de La Cró[email protected]

La medida la anunciado este lunes Francisco Martínez Arroyo, durante su intervención en el simposio ‘El bienestar animal de la sociedad europea’ que se celebra en Talavera de la Reina. El consejero ha explicado que se trata de una línea específica de ayudas dentro de la mejora de explotaciones, incorporando a la avicultura de puesta, «para que las granjas avícolas se puedan adaptar a lo que la sociedad demanda y que es que las gallinas estén fuera de las jaulas».

Es una «exigencia social», según el consejero

«Es seguro que socialmente hay una exigencia en este sentido y la administración tiene que ser consciente de los movimientos de la sociedad y, en la medida de lo posible, anticiparse y ayudar al tejido empresarial a tomar las decisiones”, ha insistido Martínez Arroyo, en una Comunidad Autónoma donde el sector avícola es el de más peso a nivel nacional, con Guadalajara como una de sus referencias.

Además, Martínez Arroyo ha trasladado en este foro, el compromiso del Gobierno de Castilla-La Mancha, de cara al nuevo Programa de Desarrollo Rural, para el periodo 2023-2027, donde se va a mantener la línea de financiación, con una dotación de 18 millones de euros, para atender también las necesidades del ovino y caprino en extensivo, dentro de la perspectiva del bienestar animal. «El bienestar animal es clave», ha subrayado también el consejero, quien ha trasladado que en Castilla-La Mancha se han conseguido grandes avances en los últimos años, también en animales de compañía, con la aprobación de la Ley de Bienestar Animal, donde se hace una “revolución” en esta línea.


Más información: