Nacho Hernando, en las Cortes de Castilla-La Mancha.
Nacho Hernando, en las Cortes de Castilla-La Mancha.

El consejero de Fomento del Gobierno de Castilla-La Mancha, Nacho Hernando, ha instado este jueves a los ayuntamientos de las localidades más afectadas por el paso de la borrasca Filomena que se sumen, antes del próximo martes, a una petición conjunta de declaración de zona catastrófica que encabezará y coordinará la Comunidad Autónoma.

La reacción de la Junta llega horas después de que Alberto Rojo haya admitido que estaban valorando desde Ayuntamiento de Guadalajara la petición de “zona catastrófica” para la ciudad y después, también, de que el alcalde de Pareja fuera el primero de Castilla-La Mancha en anunciar su decisión de hacerlo.

En rueda de prensa tras la celebración del Consejo de Gobierno, Hernando ha planteado que de esta forma conjunta habrá “más argumentos” de cara a una solicitud “con carácter autonómico” que se realizará pensando, sobre todo, en servir de ayuda no sólo a consistorios, sino también a empresas que han sufrido el paso del temporal.

“Es un proceso para conseguir que aquellas personas que han visto la peor cara de Filomena puedan tener una ayuda para que vuelvan a levantarse”, ha indicado.

 

Ubicación del tramo de la ÇCM-1005 que aún permanece cortado el lunes, por la nieve. (Croquis: Google Maps)
Ubicación del tramo de la CM-1005 que aún permanece cortado el lunes, por la nieve. (Croquis: Google Maps)

Sigue cortada la CM-1005

Sólo están cerradas al tráfico dos tramos de carretera, uno en Cuenca y otro en Guadalajara, como son la vía entre Osa de la Vega y Hontanaya y desde Atienza hasta el límite de la provincia de Soria, de la que viene informando toda la semana LA CRÓNICA. En ambos casos, quedarán resueltas las incidencias este jueves, aseguran desde la Junta.

Las prioridades del dispositivo de la Consejería de Fomento han girado en torno a evitar que los vehículos quedaran atrapados, facilitar el tránsito a vehículos sanitarios, ayudar a los ayuntamientos más afectados y garantizar que las vacunas contra el COVID-19 seguían su camino.

En este línea, ha apuntado Hernando que este pasado miércoles, a pesar de la situación, se administraron 3.700 dosis, elevando el total de vacunas puestas a casi 30.000 desde que empezó la campaña.

Más información: