El consejero de Agricultura ha sido uno de los firmantes del convenio.
El consejero de Agricultura ha sido uno de los firmantes del convenio.

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural de Castilla-La Mancha, Francisco Martínez Arroyo, ha refutado las declaraciones realizadas el pasado miércoles por el presidente murciano, Fernando López Miras, sobre el Trasvase-Tajo Segura. El responsable castellanomanchego sostiene que a pesar de que la cuenca cedente va a tener más beneficios, «otros también van a tener garantizado su futuro».

«No comparto las palabras del presidente de Murcia de que la región va a desaparecer sin trasvase, primero porque no desaparece el trasvase y, segundo, porque cuando no se ha podido trasvasar agua, porque no había en Entrepeñas y Buendía, no ha desaparecido la región de Murcia, ni si quiera el sector agroalimentario», ha manifestado Martínez Arroyo.

Sobre los caudales ecológicos

El consejero de Agricultura se ha pronunciado así sobre las declaraciones en las que López Miras aseguraba que el borrador del Plan Hidrológico del Tajo «supondría el fin de la Región de Murcia» y que en 2027 «el trasvase Tajo-Segura tendrá ya la muerte prácticamente decidida si se consuma el plan» del Ejecutivo nacional. También se ha referido a las plataformas en defensa del Tajo, que consideraban la semana pasada que el borrador no cumpliría con la sentencia dictada por el Tribunal Supremo sobre los caudales.

«Entendemos que sí cumple, el Tribunal Supremo dice que hay que incluir en la planificación hidrológica los caudales ecológicos. Esto no ocurría hasta ahora, que hablábamos de caudales mínimos, ahora nos referimos a caudales ecológicos que se tienen que cubrir los 365 días del año», ha explicado el consejero, que ha aclarado que «puede ser más o menos alta la cantidad, pero desde luego cumple con lo que el Tribunal Supremo exige».

«Planteamiento solidario»

Arroyo ha asegurado que la planificación del Tajo beneficiará a la región, considerando que «es un planteamiento muy solidario». «Es muy importante, sobre todo para los municipios ribereños, que la lámina de agua aumente. Estamos en una media de 600 hectómetros cúbicos en Entrepeñas y Buendía y, solamente con el Real Decreto, se va a aumentar la lámina de media en 200 hectómetros cúbicos, esto es fundamental para esa zona de Castilla-La Mancha».

Real Decreto que se publicará en julio en el Boletín Oficial del Estado y que reducirá de 38 a 27 hectómetros cúbicos la cantidad de agua que se trasvasará en el nivel dos.

Más información: