Procesión en la Semana Santa de Guadalajara de 2019. (Foto: La Crónic@)
Procesión en la Semana Santa de Guadalajara de 2019. (Foto: La Crónic@)

Con una hora de retraso, tras el buen acuerdo entre las cofradías para asegurar en lo posible un recorrido libre de lluvia, se pudo ver sin incidencias y sin paraguas por las calles de Guadalajara la Procesión del Silencio, la más esperada siempre en la Semana Santa de la capital alcarreña.

Entre la lluvia de los días previos, más la deserción masiva de vecinos por unas vacaciones que no terminarán hasta el martes, junto con el retraso en la salida, lo cierto es que la de este año fue una de las procesiones con más silencio real de los últimos tiempos. Eso que ganó en respeto y emoción para quienes la vivían y aquellos otros que, en menos número que otras veces, la seguían desde las aceras.

La cofradías de la Pasión del Señor, de Nuestra Señora de los Dolores, la del Cristo Yacente del Santo Sepulcro (con dulzaineros) y la Hermandad de Nuestra Señora de la Soledad (con la Banda Sinfónica Complutense) mantuvieron en pie esta tradición.

Detrás del obispo se pudo ver  desfilar a las candidatas a diputadas Magdalena Valerio y Silvia Valmaña, así como al alcalde y candidato a senador Antonio Román, entre otros cargos públicos.

El domingo, procesión de Cristo Resucitado
Este domingo terminará el programa procesional de la Semana Santa de Guadalajara con la del Cristo Resucitado, que parte a las once y media de la mañana desde San Nicolás, para finalizar en la Concatedral.