Patrulla de la Policía Local de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)
Patrulla de la Policía Local de Guadalajara. (Foto: La Cró[email protected])

Los nuevos tiempos alcanzan incluso a las fuerzas del orden. En el caso de la Policía Local de Guadalajara, este diario ha podido confirmar que se encuentra en una fase muy avanzada el cambio de los tradicionales vehículos de combustión por otros, 100% eléctricos. Serán 13 las unidades ecológicas que se podrán ver por las calles de la ciudad.

Tan firme es la decisión de pasarse a lo «verde» que ya se está buscando no sólo la mejor oferta para el correspondiente renting, que se formalizará por 4 años, sino también la empresa que mejor precio ofrezca para la instalación de 14 puntos de carga en las cocheras de la Avenida de El Vado.

Comisaría de la Policía Local de Guadalajara.
Comisaría de la Policía Local de Guadalajara.

Los puntos de carga se distribuirán entre los 5 previstos en el garaje inferior más otros 2 en cada extremo del garaje superior.

Confían en que suponga un ahorro

Los responsables de la Policía Local de Guadalajara se muestran confiados en que esto suponga «un importante ahorro» incluso ahora, cuando los precios de la luz están absolutamente descontrolados.

La empresa que resulte adjudicataria, que será en todo caso la más barata de las que se presenten, deberá ofrecer una garantía de 5 años para la instalación, lo que incluirá eventuales reparaciones en un lapso no superior a las 4 horas.

Para esta instalación se ha previsto una inversión máxima de 24.200 euros, IVA incluido y un plazo de 5 semanas para su culminación desde la firma del contrato.

Según lo planteado por los técnicos municipales, se instalarán puntos de recarga trifásicos, con potencia de 11 ó 22KW, con mangueras de 5 metros de longitud y conexión tipo Menneke, que es la estándar en Europa. Ademas de poder planificar el horario más conveniente para la recarga, estos puntos deberán tener comunicación Wifi.

Lo que cambia en una década…

Se cumplen ahora 10 años desde que el Ayuntamiento de Guadalajara incorporase un lote equivalente de coches patrullas, con unas características que nada tendrán que ver con los próximos.

Fueron 6, con toda la rotulación habitual, y otro más, de los conocidos como «camuflados». El mayor avance que tenían esas unidades de 2011 es que disponían de un localizador GPS, que permitía por primera vez localizar al vehículo en la pantalla del ordenador del centro de control y enviar al que estuviera más cerca del lugar de la intervención. Aquellos coches tomaban el relevo a unidades con 8 años de antigüedad y muchos kilómetros sobre sus motores.

En 2017 llegó una nueva remesa de otros 7 vehículos. En aquel momento, causó más expectación el suministro de chalecos antibala para toda la plantilla que esos coches patrulla.

Los primeros agentes que tuvieron vehículos eléctrico en la Policía Local de Guadalajara fueron los de Movilidad, con dos pequeñas motocicletas con ese tipo de propulsión.

Más información: