Planta Piloto de Química fina, en el campus de la Universidad de Alcalá.
Planta Piloto de Química Fina, en el campus de la Universidad de Alcalá.

Desde el pasado mes de octubre, el Centro de Apoyo a la Investigación de Química Aplicada y Biotecnología (CQAB) de la Universidad de Alcalá colabora con PharmaMar para “acelerar la producción de la molécula de Plitidepsina, a través de la síntesis de algunos fragmentos de la molécula”, según confirma el profesor Juan José Vaquero, director Científico del CQAB.

Recientemente, la revista científica “Science” publicaba un estudio sobre la eficacia preclínica contra el SARS-CoV-2 de la molécula Plitidepsina, un fármaco que, en sus primeros ensayos, tendría una eficacia antiviral contra el virus notablemente superior al único antiviral aprobado hasta la fecha para tratar la COVID-19, el Remdesivir.

El Centro de Química Aplicada y Biotecnología es un Centro de Apoyo a la Investigación diseñado y creado por la Universidad de Alcalá hace más de 20 años con el objetivo de promover la colaboración público-privada a través del desarrollo de proyectos, contratos y servicios en áreas como la farmaquímica, bioanalítica, biotecnología, materiales y, más recientemente, economía circular. Desde su creación, el CQAB ha llevado a cabo colaboraciones con más de 100 empresas nacionales y multinacionales y con 30 centros públicos de investigación.

Investigadores en Alcalá a nivel internacional

Javier de la Mata, vicerrector de Investigación y Transferencia de la UAH, destaca la importancia de esta colaboración para la Universidad de Alcalá, “ya que pone de manifiesto que tanto nuestros investigadores, como el equipamiento científico-técnico de nuestra Universidad están a la altura de este importante desarrollo y evidencia la calidad de la actividad investigadora de la Universidad, tanto a nivel nacional como internacional”.

El artículo detalla que las pruebas in vitro de la Plitidepsina demostraron una fuerte potencia antiviral, en comparación con otros antivirales contra el SARS-CoV-2. Además, en dos modelos animales diferentes de infección por SARS-CoV-2, el ensayo demostró la reducción de la replicación viral, lo que resultó en una disminución del 99% de las cargas virales en el pulmón de los animales tratados con Plitidepsina.

Aún no está en “fase 3”

Este ensayo estaría aún en las llamadas fases clínicas I y II, cuando se comprueba la seguridad que el compuesto puede tener para el paciente y se determina cómo ha de ser su correcto uso y dosificación. Si los resultados son buenos en estas primeras etapas, podría darse el paso a los ensayos de fase III, los ensayos clínicos en humanos que permitirían estar realmente seguros de que funciona en la línea que apuntan estas primeras conclusiones.

La publicación en la revista “Science” ha sido fruto de la colaboración entre PharmaMar y los laboratorios de Kris White, Adolfo García-Sastre y Thomas Zwaka, en los departamentos de Microbiología y de Biología Celular, Regenerativa y del Desarrollo, en la Icahn School of Medicine; de Kevan Shokat y Nevan Krogan, en el Instituto de Biociencias Cuantitativas de la Universidad de California San Francisco; y de Marco Vignuzzi, en el Instituto Pasteur de París.

Más información: