UVO móvil del SESCAM en la provincia de Guadalajara.
UVO móvil del SESCAM.

El pasado martes, para dar cobertura «puntual» a las UVIs de Torremocha y de Guadalajara, desde el SESCAM se decidió que la primera de ellas quedara cubierta con un profesional de Enfermería y un técnico en Urgencias y Emergencias, aunque sea preceptiva la presencia de un médico como parte de los efectivos.

Desde la Delegación de Sanidad se insiste en que los profesionales de la UVI de Torremocha del Campo estuvieron «en todo momento coordinados con los centros de salud de Sigüenza y Alcolea del Pinar». Además, limitan la duración de esta situación a apenas 12 horas.

Sanidad reconoce que el médico de la UVI-Móvil de Torremocha del Campo fue desplazado a la UVI-Móvil de Guadalajara el pasado 10 de julio, «para dar cobertura a un imprevisto puntual del facultativo que debía atender este servicio» aunque subrayan que fue «exclusivamente durante 12 horas».

Así lo ha explicado la delegada de Sanidad, Margarita Gascueña, quien ha puntualizado que la sustitución se hizo «garantizando en todo momento la asistencia sanitaria en ambas zonas, tras la reorganización de los recursos, ante la imposibilidad de contratar un nuevo profesional médico de forma inmediata para unas horas».

Como justificación, Gascueña resalta que durante los días anteriores a dicha sustitución, la UVI-Móvil de Torremocha realizó 17 servicios, mientras que la de Guadalajara atendió 56 en los mismos días. 

En ese período no se requirió del médico

«Si hubiera sido necesaria la presencia de algún médico se habría cubierto con los profesionales de urgencia de alguno de estos dos centros de salud. Sin embargo, tan sólo hubo una actuación de dicha unidad móvil en esas horas, en la que no se requirió presencia médica y fue perfectamente atendida con el personal técnico y de enfermería que actuaron en permanente contacto con el Centro Coordinador de Urgencias y Emergencias», insisten desde la Administración regional.

Más información: