Imagen del primer participante en los ensayos clínicos de la vacuna contra el COVID-19 BNT162, que están desarrollando Pfizer y BioNTech.
Imagen del primer participante en los ensayos clínicos de la vacuna contra el COVID-19 BNT162, que han desarrollado Pfizer y BioNTech.

Apenas 2.036 personas han recibido la primera dosis de la vacuna contra el Covid-19 en Castilla-La Mancha en la primera semana de vacunación. Después del gran espectáculo mediático del inicio de la campaña en la residencia “Los Olmos “de Guadalajara, todo se ha desarrollado de un modo inusitadamente lento. Desde la Junta de Comunidades se atribuye este parón a la acumulación de festivos. Esperan aumentar el ritmo de vacunación a partir de esta misma semana.

Fuentes de la Consejería de Sanidad han informado a la agencia EFE de que está previsto que esta semana que reciban la primera dosis de la vacuna un total de 12.000 personas más. Desde Toledo han puntualizado que, siguiendo con la estrategia de vacunación programada, se tratará en su totalidad de residentes y trabajadores en residencias de mayores.

Araceli, de 96 años que es usuaria de una residencia de mayores de Guadalajara, fue la primera persona de España que recibió la primera dosis de la vacuna de Pfizer en España. Después se procedió a vacunar en Horche y en Fontanar, por lo que respecta a la provincia de Guadalajara.

Fue el año pasado y parece que transcurrido incluso más tiempo, aunque el número de vacunados diga la contrario.

En Madrid también van lentos

El consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Enrique Ruiz Escudero, ha sostenido que en la región vecina se ha vacunado también menos de lo esperado porque, tras el retraso del Ministerio de Sanidad en la entrega, las residencias les pidieron que se hiciera tras el día 31 de diciembre para no coincidir con el tiempo en el que los mayores estaban con sus familias y el personal de vacaciones.

Así lo ha explicado en una entrevista en ‘TVE’, donde ha asegurado que las vacunas que estaban pensadas administrar esas semanas, se suministrarán “en días sucesivos”. “Debo decir, y además de manera clara y contundente, que nosotros vamos a administrar todas las vacunas que recibamos”, ha remarcado el consejero autonómico.

El consejero de Sanidad ha negado que el retraso se deba a un “problema de personal” y ha recordado que en la primera fase esta vacuna requiere un “proceso más complejo” porque, tras someterlas a la descongelación, hay que desplazar a los equipos a las residencias.

Además, ha recordado que de las vacunas que reciben (48.000 semanales) solo pueden suministrar la mitad porque las otras dosis hay que dejarlas para la segunda fase de vacunación, que se produce tres semanas después a los mismos pacientes.

¿Vacunación “privada” como alternativa?

Preguntado por la posibilidad de que la vacunación la realicen empresas privadas, Escudero ha sostenido que ante la situación de pandemia que se está viviendo se usarán “todos los recursos necesarios, sean públicos y concertados que sean necesarios”.

“Lo importante es administrar la vacuna, que tengamos el mayor número de madrileños inmunizados, que vayamos creciendo en ese número de personas vacunas e iremos utilizando todos los recursos como hemos hecho desde el principio de la pandemia”, ha manifestado, al tiempo que ha indicado que irán activando los equipos “según la necesidad y la capacidad”.

Por otra parte, el consejero ha exigido al Gobierno central que “actúe con transparencia” y comunique a las comunidades cuáles son los criterios a la hora de repartir las vacunas. En este sentido, ha incidido en que no se trata de que la Comunidad de Madrid reciba más vacunas que el resto de regiones.

“Es algo sencillo, es un principio de transparencia, de honestidad. Yo creo que es fundamental comunicar cómo se produce ese reparto. No pedíamos un trato por encima de otras comunidades”, ha insistido.

Más información: