Presentación de la plataforma que quiere aclarar lo ocurrido en las residencias de mayores de Guadalajara.
Presentación de la plataforma que quiere aclarar lo ocurrido en las residencias de mayores de Guadalajara.

Son apenas 5 familias, de entre los cientos que podrían haber dado este paso en Guadalajara. Sus mayores fallecieron en residencias de la provincia durante la pandemia y han constituido la Plataforma Por Su Dignidad (PSDG). Pretenden asegurarse de que se depuren responsabilidades y que la Justicia investigue qué ha ocurrido en las residencias de ancianos donde han muerto personas de la tercera edad, incluidas las que mostraban síntomas pero no se les hicieron pruebas por COVID-19. Y acreditar si recibieron el tratamiento adecuado o fueran mal atendidas.

Posible querella criminal

Desde la plataforma, presentada este miércoles a los medios locales, han hecho un llamamiento a todas las familias que han perdido a padres, hermanos o algún otro familiar en esta pandemia para que se sumen a ellos. Junto quieren ejercitar las acciones legales que “se consideren oportunas”, sin descartar la interposición de una querella criminal conjunta por homicidio imprudente, denegación de asistencia sanitaria o cualquier otro delito contra las personas presuntamente responsables.

Al margen de la política

En todo caso, tal y como ha señalado Ángel Rincón, vocal de este movimiento recién creado e hijo de una de las fallecidas en residencias, se trata de una plataforma “sin ningún matiz político” sino de “un movimiento social y familiar” formado por hijos, cuñados y demás familiares que han perdido algún mayor en esta crisis sanitaria.

Esta plataforma está aún en su fase inicial, recopilando testimonios y documentación, insistiendo sus creadores que desde ella que “no hay ningún tinte de naturaleza política” sino que lo que se pretende es que se investigue si se han hecho bien las cosas.

Pérdida de familiares

Rincón ha comparecido acompañado de otro de los miembros fundadores, Lorenzo Gordo, así como de uno de los letrados que les representará a partir de ahora. Ha relatado en su intervención la pérdida de su madre en una residencia privada concertada de Guadalajara capital el 20 de marzo, durante el periodo de confinamiento, cuestionándose si recibió el tratamiento que debía. Rincón perdió a su madre, de 74 años en la residencia, sin que llegara a ser trasladada al hospital de la capital para poder ser atendida. En su opinión, desde el centro residencial les fueron “dando largas” hasta que su madre entró en coma y murió, lo que para él supuso “entrar en shock”.

Supuesto fallecido por inanición

Según ha asegurado, lo que le pasó a su madre no fue un caso aislado sino que se ha dado en otras familias, incluso ha señalado que saben de algún fallecido por inanición al no poder ser alimentado por vía intravenosa, de ahí que ahora se estén preguntando qué ha ocurrido, si se les ofreció la asistencia vital que precisaban y también si los centros donde estaban sus familiares contaban con los recursos para atender a sus familias en ese momento.

“Faltó previsión”

De su lado, Lorenzo Gordo también perdió a un familiar y en su opinión cree que se podrían haber evitado muchas muertes si hubiese habido más previsión, de ahí que ahora quiera alzar la voz por quienes como en su caso han perdido a un padre o madre que ha tenido que morir en “soledad y en el desamparo”.

En el caso de su madre falleció el 30 de marzo y solo tuvieron ocasión de hablar con ella en varias ocasiones una por videoconferencia, recibiendo una información muy escasa en un momento “grave”.

El lunes 30 de marzo les dijeron que su madre tenía síntomas compatibles con el COVID ya agravado y fue “un shock tremendo”, ha dicho tras señalar que el fin de semana previo su madre ya estaba mal y no había médico en el hospital porque no iba hasta el lunes; en el certificado de defunción figuraba sospecha de coronavirus porque no le hicieron las pruebas “oportunas”, ha dicho.

Para Gordo, “una vida es una vida sea la edad que sea” y por eso se ha preguntado también si ante esta pandemia se ha tratado igual a los mayores que al resto, insistiendo que no se trata de buscar responsables directos sino de ver si ha dado algún tipo de mala praxis y determinar responsabilidades si las hubiera, ver en qué se ha fallado y aprender de ello.

Más información: