Pablo Iglesias ha sido el encargado de dar los detalles de la feliz noticia: los niños podrán volver a salir a la calle.
Pablo Iglesias, durante una intervención de la Moncloa.

El Gobierno y las comunidades autónomas iniciarán esta semana los trabajos de estudio y análisis de la situación de las residencias de mayores, uno de los colectivos más golpeados por la pandemia del Covid-19 y que ha provocado que, al menos, 18.334 personas mayores de toda España hayan fallecido en el marco de la crisis del coronavirus.

Ante esta situación, el pasado jueves el Consejo Territorial de Servicios Sociales, presidido por el vicepresidente segundo de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias, acordó convocar la Comisión Delegada de Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia y el Consejo Consultivo.

Grupo de trabajo

En el seno de este órgano se abordará la creación de un grupo de trabajo sobre la situación de los centros sociales residenciales, el futuro de la atención a las personas mayores y las medidas que deben adoptarse “inmediatamente” para preparar una respuesta adecuada ante posibles rebrotes de la pandemia del coronavirus.

De esta forma, los miembros de la Comisión van a discutir y determinar “el contenido, alcance, equipos de trabajo y tiempos de ejecución, que no podrán ir más allá del mes de septiembre”. El plan contempla que en este grupo estén representados, además de las distintas administraciones, personas expertas y agentes sociales.