20.3 C
Guadalajara
22 mayo 2024
InicioProvinciaAlta tensión en Matarrubia

Alta tensión en Matarrubia

Dentro de dos semanas está previsto que se celebren las fiestas del pueblo. Mientras, la tensión en Matarrubia, un pequeño pueblo con sólo tres concejales, ha ido en aumento, con denuncia en los Juzgados incluida.

-

La crispación en el pequeño pueblo de Matarrubia, con apenas 70 vecinos y sólo tres concejales en su Ayuntamiento, ha ido en aumento en los últimos meses, hasta llegar a un punto sin retorno este fin de semana, con la interposición de una denuncia en los Juzgados de Guadalajara por parte de los dos ediles socialistas, por agresiones.

En la mañana del martes, el PSOE Guadalajara ha asumido la versión de sus representantes, en una rueda de prensa llevada a cabo en la sede provincial de la calle Madrid.

Describen desde el PSOE que desde los primeros meses hubo momentos “desagradables” y que actualmente el clima se ha tornado “insostenible”. Más aún, aseguran que tanto el alcalde, Jacinto Lobo, como su teniente de alcalde, Lidia Antón, han sufrido agresiones físicas.

El vicesecretario de Coordinación de PSOE Guadalajara, Eusebio Robles, en la misma comparecencia, ha estimado que “se están dando circunstancias en Matarrubia que se alejan de los valores fundamentales de la democracia moderna”.

Según el actual alcalde de Matarrubia, “enfrente nos hemos encontrado un grupo de gente que está creando un clima donde la agresividad y el odio es palpable”. Lobo sostiene que «desde la primera sesión plenaria se han puesto todos los expedientes a disposición de la ciudadanía, atendiendo a sus preguntas». Fuentes del PP, consultadas por LA CRÓNICA, mantienen por el contrario que uno de los puntos de fricción es la imposibilidad de acceder a la documentación municipal por parte de la oposición, en la persona del anterior alcalde.

Del mismo modo, este diario ha podido confirmar que en más de una ocasión ha sido llamada la Guardia Civil para que hiciera acto de presencia en el Ayuntamiento en coincidencia con la celebración de plenos municipales, sin que se derivaran otras actuaciones por parte de las fuerzas del orden por el desarrollo de esas sesiones.

Desde el PSOE se define como «muy bronco» el último pleno, celebrado el pasado 25 de marzo. Según esta versión «hubo que expulsar y, posteriormente, denunciar a un vecino por escándalo público al verter insultos vejatorios hacia la persona del alcalde y de la teniente de alcalde». Las agresiones físicas denunciadas habrían llegado en días posteriores. La más grave, la que sufrió el regidor municipal «que acabó en Urgencias tras recibir varios golpes en el rostro y patadas en su cuerpo».

Dentro de dos semanas está previsto que se celebren las fiestas del pueblo.


Más información: