El COVID ha hecho pasar del
El COVID ha hecho pasar del "cepillo" a Internet para que los fieles aporten sus donativos.

Muchos pensaron que 2020 iba a ser un año especial, aunque sólo fuese por lo juguetón de sus números. Ese “20-20” parecía divertido y no lo ha sido tanto. Más bien al contrario. Entre los católicos, para quienes cada día tiene su afán, es costumbre también hacer de la necesidad virtud. Y en eso, la pandemia ha sido una buena maestra.

La persistencia del coronavirus en nuestras vidas ha afectado a algunas de las colectas de ayuda a la Iglesia en Guadalajara, según se ha visto en los últimos meses con los donativos a través del ‘cepillo’ en la celebración de las misas. Más recientemente se está notando incluso en la recaudación que se obtiene con la venta de Lotería de Navidad en las parroquias. La menor presencia de fieles en los templos es un inconveniente. Sin embargo, las donaciones online se han duplicado con respecto a antes de la crisis sanitaria.

Concatedral de Santa María. (Foto: La Crónic@)
Concatedral de Santa María. (Foto: La Crónic@)

“La gente sigue siendo generosa”

Según señala el vicario general de la diócesis Sigüenza-Guadalajara, Agustín Bugeda, si bien la disminución en la recaudación en el cepillo de la Iglesia “ha bajado un poquito”, se han incrementado las colectas a través del portal de donativos online diocesano con respecto a antes de la crisis sanitaria porque “la gente sigue siendo generosa”.

Bugeda, que también es párroco de la concatedral de Santa María, recuerda que al suspenderse en el confinamiento la celebración de misas presenciales y ahora con la reducción de aforo más el miedo que permanece, hubo momentos en los que se llegaron a multiplicar hasta por diez las cuestaciones online.  Y ahora “siguen creciendo, aunque a menor ritmo”.

En todo caso, pese a que en ningún caso se ha impuesto este sistema con respecto al sistema tradicional de donaciones, si ha reconocido que “es algo que ha llegado para quedarse”.

La Lotería, a la mitad

Lo que quizá sea más circunstancial es que se hayan visto reducidas las donaciones que por estas fechas obtenían por la venta de lotería parroquial y de cofradías, que también han disminuido ya entre un 50 y un 60% “porque la gente se mueve menos”, analiza.

“Si antes se vendían 6.000 papeletas, a euro de donativo por papeleta, eran 6.000 euros y ahora se vende menos”, apuntaBugeda, quien frente a esta reducción ha señalado que sí han percibido ya como, de cara a la Navidad están teniendo “donativos muy generosos” para Cáritas, con el fin de que “no falte la ayuda” que necesitan los colectivos más necesitados.


¿Cómo puede donar ahora mismo, “online”?

Para quien no conozca la forma de apoyar a la diócesis, Bugeda recuerda que solo hay que entrar en la página web ‘Dono a mi Iglesia’ y dentro de ella figuran todas las parroquias de España; ahí se elige la localidad y parroquia a la que quiere donar y a dónde quieres que vaya el dinero y “te lleva directamente”.

Según subraya el propio Bugeda, hay un recuadro en el que uno puede elegir a dónde se quiere destinar el donativo, si bien a una misa, a Cáritas, a la luz del templo, etc. “Son cinco pasos muy sencillos y mecánicos”.

Además, el vicario diocesano lamenta que otras formas de recaudación de la Iglesia se han visto afectadas por la pandemia como es ael cierre al turismo de la catedral de Sigüenza, el del Museo Diocesano seguntino o el del Museo de Tapices de Pastrana. “Y los gastos se mantienen”, enfatiza.


Rezo del rosario en la concatedral de Santa María, emitido por Youtube, el 23 de marzo de 2020.
Rezo del rosario en la concatedral de Santa María, emitido por Youtube, el 23 de marzo de 2020, al comienzo de la pandemia de COVID-19.

La Misa, siempre mejor presencial

En todo caso, Bugeda está convencido de que “nunca” la liturgia online podrá sustituir a la presencial como tampoco pasa con las reuniones entre familiares y amigos. “El cantar, el convivir o el recibir al Señor tiene un valor que no se puede sustituir, al igual que no es lo mismo ver a tu abuelo a través de una videoconferencia que poder ir a visitarlo a la residencia y darle un beso o un abrazo”, ha apostillado.

Por último, el vicario general ha querido agradecer el apoyo y “generosidad” de todos los guadalajareños ante esta nueva situación y las necesidades que ha generado.

Más información: