El pleno del Ayuntamiento de Fontanar ha ratificado la continuidad de Víctor San Vidal como alcalde de la localidad gracias a la mayoría absoluta que tiene su formación, "Entre todos Fontanar", que arrasó electoralmente en el municipio el pasado 26 de mayo. San Vidal se ha abstenido en la votación.

Todo ha ocurrido en una rápida sesión plenaria de carácter extraordinario, convocada por él propio alcalde "por higiene democrática y transparencia" y con el objetivo de ratificar su continuidad. Tras la misma, ha confesado su satisfacción por la confianza obtenida y por el apoyo ciudadano recibido, aunque ha vuelto a denunciar estar siendo víctima de una persecución política.

El pleno ha comenzado con algo de demora y apenas se ha prolongado unos minutos. En el mismo, tanto el PP como el PSOE han votado en contra e IU-Podemos ni siquiera se ha personado en la sala de plenos, aunque sí lo han hecho medio centenar de personas que, con su presencia, han querido apoyar al alcalde.

Poco antes de la votación, el alcalde ha señalado en la sala que su posición iba a ser la de abstenerse por "responsabilidad y coherencia" y así lo ha hecho, aunque al tener su formación mayoría absoluta, la propuesta ha prosperado sin ninguna dificultad ni margen de sorpresa.

San Vidal ha vuelto a repetir durante esta sesión que la decisión de llevar su continuidad a pleno había sido adoptada "de manera libre" y por "higiene política".

Críticas desde la oposición
Desde el Grupo Municipal Popular han calificado el pleno de "artimaña para venderse a la opinión pública" y ha indicado al alcalde que debería apartarse de su cargo sin convocar esta sesión.

Por su parte, el PSOE también han defendido el que la responsabilidad de continuar al frente de la Alcaldía debería ser suya y no de los concejales, mientras que desde "Entre todos Fontanar" han vuelto a insistir en que la detención del alcalde junto a otras cuatro personas responde a una "persecución política" de la que no han querido precisar más al respecto.

El alcalde, al igual que otras cuatro personas vinculadas al Ayuntamiento, entre los que también estaba el jefe de Protección Civil, la secretaria del Consistorio, un concejal y el director del Vivero de Empresas, eran detenidos el jueves de la pasada semana tras registrarse las dependencias municipales y puestos en libertad días después.

El domingo, el Juzgado de Instrucción número 1 de Guadalajara decretó libertad provisional para los detenidos, a los que se les imputa de manera provisional como presuntos autores de delito de malversación, delito de falsedad en documento público y otros posibles delitos relacionados con la corrupción que deriven del desarrollo y resultado de la investigación judicial.