Fachada de la Diputación de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)
Fachada de la Diputación de Guadalajara. (Foto: La Crónic@)

Alfonso Esteban ha criticado este jueves la política de Recursos Humanos del actual equipo de Gobierno. El portavoz del PP en la Diputación de Guadalajara considera que se ha producido “una reedición de los magníficos del señor Moratilla”, aunque en este caso son cinco y no siete. Asimismo, como pueden comprobar los lectores de LA CRÓNICA en la hemeroteca de este diario, hace 17 años el PP fue extremadamente más duro con unos hechos similares a los actuales, ocurridos en septiembre de 2003.

“Hablamos de nombramientos de altos funcionarios de máxima confianza del presidente, para la toma de decisiones”. Todos los nombramientos se hacen en comisión de servicios y recaen en funcionarios de la Junta de Comunidades.

Aunque este procedimiento es legal, ha aclarado Esteban, critica que sean nombramientos a dedo en Comisión de Servicios. Reprocha también que “no hayan hecho ningún procedimiento en el que primaran los principios de igualdad, mérito, capacidad y libre concurrencia”.

En opinión de Alfonso Esteban, la Diputación tiene funcionarios altamente cualificados “que bien podrían haber ocupado estas plazas, dándoles esa opción en una convocatoria pública con unas bases y evaluación de méritos”. Destaca, asimismo, que en la Relación de Puestos Trabajo que se aprobó con el Presupuesto de este ejercicio, el Grupo Popular apreció que se generaban determinados puestos de altos funcionarios, todos ellos del grupo A, configurados de libre designación y abiertos a la movilidad administrativa. Por ello, su formación presentó enmiendas en las que pedían que se modificara el crédito presupuestario que se pretendía destinar a crear esta estructura, una cantidad de unos 300.000 euros. Se desestimó.