La mascarilla acompañará muchas horas cada día a los niños en edad escolar.
Mascarilla quirúrgica portada por un niño.

El empeoramiento de los datos del COVID en España está volviendo a generar contradicciones entre las diferentes administraciones y confusión en los mensajes que llegan desde las autoridades. Así está ocurriendo incluso con la manera de medir el curso de la pandemia. Desde hace tiempo se está intentando quitar relevancia a la Incidencia Acumulada y valorar más la presión hospitalaria y, en última instancia, el número de muertes por esta enfermedad. ¿La razón? son varias, pero una de ellas es la creciente incidencia entre los menores de edad, que no terminan casi nunca en los hospitales aunque se contagien.

«Se trata de dotar de más relevancia a la situación hospitalaria en la evolución de la pandemia. El punto clave es el tema hospitalario, porque ahora mismo la mayoría de contagios se producen en niños menores de 11 años, que no van al hospital», han explicado fuentes sanitarias a Europa Press para LA CRÓNICA. Se trataría «prácticamente» del mismo ‘semáforo’ de medidas que se debatió la semana pasada en la Comisión de Sanidad Pública, aunque finalmente no se alcanzó un acuerdo.

¿Cerrar la hostelería a las 11 de la noche?

Esa Comisión de Salud Pública, en la que están representadas las comunidades autónomas y el Ministerio de Sanidad, debatirá en la tarde del martes si recomienda el cierre del interior de la hostelería a partir de las 23.00 horas, en el caso de que se trate de un territorio en riesgo medio de COVID-19 y con alta presión hospitalaria.

La propuesta se activaría cuando se superara la incidencia acumulada de 100 casos por 100.000 habitantes por COVID-19 y hubiera una presión asistencial considerable en los hospitales y en las camas de unidades de cuidados intensivos (UCI).

Bailar, con mascarilla

El documento que se debatirá este 23 de noviembre, propuesto por la Ponencia de Alertas, recoge también la propuesta de cerrar el ocio nocturno a las 01.00 horas, y bailando siempre con mascarilla. En los locales de hostelería, como restaurantes, bares o cafeterías, también se debería restringir la ocupación máxima de las mesas hasta 10 personas o el 50 por ciento del aforo en zonas interiores.

En el caso de riesgo alto, cuando se produce una incidencia por encima de 300 y la presión asistencial es aún mayor, la propuesta a debatir expone que no se cerrarían los interiores de la hostelería, sino que podrían abrir al 25 por ciento de aforo, con seis personas por mesa pero cerrando a las 23.00 horas. En riesgo extremo, con una incidencia por encima de 500, sí se cerraría el interior de la hostelería.

Con esta actualización, España se encontraría ya en riesgo medio en cuanto a la incidencia acumulada a 14 días, ya que se sitúa por encima de 100, pero no cumpliría los parámetros en la ocupación hospitalaria, que aún se mantiene en el 2,33 por ciento en el caso de las camas hospitalarias y en el 5,70 por ciento en las UCI.

Por otra parte, en la Comisión se tratará la vacunación con una tercera dosis a los mayores de 60 y al personal sanitario y sociosanitario, tal y como acordó la semana pasada la Ponencia de Vacunas y anunció el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

Más información: