Torres de Colón, en el centro de Madrid. (Foto: La Crónic@)
Torres de Colón, en el centro de Madrid. (Foto: La Crónic@)

En plena polémica política sobre las últimas y “radiactivas” declaraciones de García-Page, los datos del Instituto Carlos III confirman que Madrid sigue empeorando frente al COVID-19 mientras que Guadalajara ha entrado en una tendencia de mejoría, como ya apuntaban los anteriores datos publicados en LA CRÓNICA hace una semana.

En efecto, la alta incidencia del virus en la Comunidad de Madrid no remite. Lo atestigua el que en la semana del 24 al 30 de agosto se hayan registrado 239 positivos por cada 100.000 habitantes para esa región. Ese dato se multiplica incluso por tres, cuatro y hasta por cinco veces en algunos barrios de la capital de España. Una semana antes, la cifra era muy similar, apenas un 4 por ciento mejor, lo que explica que para este viernes se hayan anunciado medidas sociales más restrictivas en la comunidad vecina.

Guadalajara, mejor que Ciudad Real y Toledo

Mientras, en Guadalajara la mejoría ha sido notoria durante los últimos siete días, siempre según el recuento que hace el Instituto de Salud Carlos III y a expensas de alguna posible corrección ulterior, como suele ocurrir. Si durante la semana del 17 al 23 de agosto se han registrado 111 infectados de COVID-19 por cada 100.000 habitantes en la provincia de Guadalajara, en la del 24 al 30 de agosto ese índice ha bajado un 60 por ciento, hasta quedar en 66 casos por cada 100.000, lo que supone que actualmente Madrid presenta una incidencia 4 veces mayor que la de Guadalajara, para el mismo rango de fechas.

Al mismo tiempo, Toledo sigue sin contener especialmente bien el incremento de pacientes que la llevó, hace semanas, a ocupar el puesto de mayor preocupación dentro de Castilla-La Mancha. Ha mejorado muy poco en los últimos días y presenta 111 casos por 100.000. La mayor inquietud se centra ahora en Ciudad Real, que ha pasado de 88 casos a 117 en el período que estamos analizando.

Más información: