Control a la entrada de Madrid el 4 de mayo de 2020.
Control a la entrada de Madrid el 4 de mayo de 2020.

Ha sido el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado (de Ciudadanos), quien ha salido públicamente este sábado en defensa de las nuevas restricciones anunciadas por la Comunidad de Madrid. Las medidas, que entrarán en vigor el lunes, buscan «frenar esa segunda ola» de coronavirus «que va cogiendo fuerza» y que confían en «ir mitigando poco a poco».

Incremento desde agosto

En declaraciones a los medios, tras asistir a las instalaciones donde se está realizando el estudio de seroprevalencia en Arroyomolinos, Aguado ha reconocido que «es evidente que en las últimas semanas, especialmente desde la segunda quincena de agosto los casos que se van diagnosticando van en aumento» aunque ha hecho hincapié en que esto no significa que «la situación esté descontrolada, ni que haya una saturación de las urgencias ni del sistema sanitario en general».

Diez veces más pruebas que antes

Para Aguado, la actual situación lleva a estar «en alerta» desde el Ejecutivo autonómico, pero no por ello generarán «alarma» en la población. «Estamos viendo cómo evolucionan los casos, es evidente que el número de pruebas que realizamos al día y a la semana es infinitamente mayor de las pruebas que hacíamos hace unos meses, en las semanas que fueron pico de la pandemia. Hacíamos en torno a 15.000 pruebas a la semana y ahora estamos hablando de 150.000», ha subrayado.

El también portavoz del Gobierno madrileño ha incidido en que esto permite «identificar un porcentaje muy significativo de gente asintomática que antes no era identificada por el sistema sanitario». Según ha remarcado, ahora se tiene «una foto diaria mucho más certera de lo que está pasando».

La mayoría de los casos, leves

En este sentido, ha indicado que la mayoría de los casos activos son «leves» y ha hecho hincapié en que «desde el punto de vista de presión asistencial» no se está ante una situación que «ni siquiera se aproxime a la realidad de marzo y abril». Por ello, ha abogado por «seguir con cautela, llamando a la prudencia de los ciudadanos».

Más información: