Martínez Arroyo, en su comparecencia del 9 de julio de 2021 en Guadalajara. (Foto: EP)
Martínez Arroyo, en su comparecencia del 9 de julio de 2021 en Guadalajara. (Foto: EP)

El consejero de Agricultura, Agua y Desarrollo Rural, Francisco Martínez Arroyo, considera que el ministro de Consumo, Alberto Garzón, erró al pedir no consumir tanta carne y que «fue un mal día y todos tenemos un mal día», y cree que lo que «toca ahora» es defender el trabajo de los ganaderos, y muy especialmente de los de extensivo.

Así lo ha puesto de manifiesto el consejero en una comparecencia en Guadalajara, donde ha señalado que las declaraciones del ministro no fueron «ni afortunadas ni necesarias», y ha precisado que sin ganaderos en el territorio no hay desarrollo rural y que, a veces, cuando se realizan determinadas manifestaciones «se transmite un desconocimiento grande» de la realidad de un país que va más allá de lo que sucede en Madrid.

«A mí si me gustan los chuletones», ha apuntado Martínez Arroyo a preguntas de los periodistas, tras reconocer que él consume carne y que como presidente de la Fundación Dieta Mediterránea tiene que decir que el consumo moderado está incluido dentro de la pirámide de esta dieta desde hace milenios y que parece razonable que siga siendo así.

Contaminan mucho más otras actividades

Martínez Arroyo ha señalado que él no hubiera hecho esas declaraciones aunque ha reconocido que esto no significa que haya que analizar si es mejor el consumo moderado que excesivo de carne.

En este sentido, el titular de Agricultura ha subrayado que hay pueblos que dependen de los ganaderos y que si bien la ganadería es causante de una parte de las emisiones de efecto invernadero, «lo es de una parte muy, muy pequeña» en comparación al resto de actividades económicas que se producen cada día en España, ya que supone el 14% del total de emisiones de gases.

El consejero ha enfatizado que parece más importante centrarse en aquello que más contribuye al cambio climático que en lo que menos contribuye. «A mí no me gusta demonizar nunca ningún sector económico», ha insistido.

Para Martínez Arroyo, tal vez sea hora de hablar de las emisiones de gases de efecto invernadero que proceden de otros sectores de la actividad económica porque los ganaderos «son un colectivo que necesita de la protección de todas las administraciones», ha subrayado.

El PP pide reprobar al ministro

El presidente del PP en Castilla-La Mancha, Paco Núñez, ha anunciado que su partido va a llevar al próximo pleno de las Cortes regionales una iniciativa en defensa de la ganadería y en defensa del consumo de carne en la región y pedirá la reprobación del ministro de consumo, Alberto Garzón, por su campaña contra el consumo de carne.

Desde Albacete, el presidente de los ‘populares’ se ha preguntado qué posición adoptará el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page porque «le hemos oído criticar las palabras de Garzón pero ¿se va a atrever a reprobarlo?», ha señalado Núñez.

El líder de la oposición ha dejado claro que «Garzón es ministro porque el PSOE lo mantiene en el Gobierno y el ministro Garzón dura en el Gobierno lo que se tarde en publicar su cese en el Boletín Oficial del Estado», ha advertido Paco Núñez en declaraciones a los medios junto al presidente provincial del PP, Manuel Serrano.

Finalmente, Núñez ha asegurado que el PP va a pedir la reprobación de Garzón porque sus palabras sobre el consumo de carne son «improcedentes, una absurdez y una tontería». «Ese ataque que ha propiciado al consumo de la carne es un ataque también a nuestros ganaderos y productores de carne que son muchos en la región».

Más información: