Banca oline.

La financiación de pequeñas sumas a personas sin historial crediticio es ahora sumamente fácil. En materia de microcréditos online  las páginas de orientación financiera muestran una amplia gama de opciones y oportunidades que ayudan a resolver con celeridad un requerimiento de bajo monto. Sin trámites engorrosos, con interfaces sumamente intuitivas, las personas pueden acceder y evaluar los diferentes préstamos personales rápidos que se ofrecen.

Tradicionalmente una persona para solicitar un crédito se encontraba con diversos obstáculos. La espera en los bancos, el desconocimiento de las opciones y la negativa a bajos montos, generalmente causaba pérdida de tiempo y frustración. El solicitante regresaba con las manos vacías.

En dichas entidades tienden a no prestar pequeños montos, las personas con ASNEF o sin nómina, son automáticamente rechazadas, también quienes carecen de historia crediticia o alguna garantía. Es decir, conseguir en los bancos tradicionales un microcrédito de urgencia que permitiese resolver una situación muy puntual, es casi imposible. En todo caso. los requerimientos exceden con creces las oportunidades.

Microcréditos asequibles para todo el mundo

Nuestra civilización se caracteriza por crear opciones y soluciones ante las necesidades. Los microcréditos fueron creados en los años 60 por Muhammad Yunns de la República Popular de Bangladés como una oportunidad de empoderar a millones de mujeres en situación de pobreza. El modelo del premio Nobel de la Paz se expandió a diversos países del tercer mundo bajo el mismo objetivo de mitigación de la pobreza.

El concepto de microcréditos se propagó hacia el mundo occidental, pero bajo otros parámetros. Aunque implica la atención crediticia a personas excluidas del sistema financiero tradicional,  su objetivo no está enmarcado en brindar ayudas sociales a sectores necesitados o vulnerables como el proyecto original o como lo hacen las instituciones del Estado, las ONG o departamentos de los gobiernos locales.

Debido a sus resultados exitosos en Bangladesh, alrededor de 1990, reprodujo el formato general. Solo que, en este caso, convirtió en una oportunidad de negocios un modelo que fue creado como una posibilidad de ayuda. Surgieron los “Payday Loan”, que significa Préstamo de Día de Pagos o de Nómina, en alusión a que se cobran el día de pago como una parte del ingreso. Prestamos de bajos montos, corto plazo y con pocos requisitos, que funcionaban como anticipo, solo que con altos intereses.

Microcréditos en España

En sus inicios, estos préstamos, al igual que hoy, facilitaban la obtención de un monto pequeño de dinero, por lo general utilizado para cubrir alguna necesidad de baja suma. Es decir, son préstamos útiles para completar un pago, comprar un electrodoméstico, hacer una reparación menor, comprar un repuesto y atender cualquier eventualidad en ese orden de costos.

Los microcréditos rápidos en la actualidad cuentan con la facilidad que brinda el internet, lo que no sucedía en sus inicios. Anteriormente se requería ir a la entidad física y el microcrédito era en efectivo. En la actualidad todas las transacciones se realizan online, por ende, son sumamente rápidas y sencillas.

El Reino Unido también adoptó el modelo de los microcréditos, solo que ya con las facilidades de la nueva tecnología.  En España estas modalidades crediticias tomaron auge en la recesión del 2008. Al incrementarse las urgencias económicas, también surgieron en este periodo entidades alternativas.

Estos sitios han evolucionado con el pasar de los años. Los préstamos personales cuentan con facilidades de acceso y transacciones sumamente rápidas, ya que combinan el desarrollo online con la capacidad de respuesta de estos tiempos. Por supuesto, con el mismo patrón de bajos montos, cortos plazos y por lo general más altos intereses que los bancos tradicionales.

Siempre evaluar y seleccionar la mejor opción

Al existir una amplia oferta de oportunidades crediticias rápidas y de bajo monto, es importante observar cual se adapta mejor a las posibilidades de cada persona. Afortunadamente la tecnología digital ha hecho posible que el solicitante pueda comparar sus opciones. Observar cuales prestamistas están mejor evaluados, que requisitos solicitan, cuanto interés cobran, cual es el monto para pagar en cada cuota, que plazo brindan. Es decir, poder hacer un balance que permita tomar la alternativa más favorable es muy importante.

Un dato que considerar, es que en la medida en que la entidad cuente con menos garantías, los intereses tienden a ser más altos, porque el riesgo es mayor. Una recomendación es sopesar ventajas y desventajas, pros y contras antes de tomar una decisión. También es conveniente proyectar un plan de pagos y cumplirlo, de manera de no adquirir una morosidad que pudiera afectar negativamente el equilibrio personal.

Se trata de saber aprovechar una oportunidad para sumar bienestar e incluso, para ir adquiriendo un mejor puntaje crediticio. La necesidad apremiante debe ser temporal, cubrirla es parte de nuestra responsabilidad, pero avanzar y superar la crisis es parte del derecho a progresar y asegurar las mejores condiciones de vida.