Isabel Díaz Ayuso a su salida de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense, el 24 de enero de 2023. (Foto: Ricardo Rubio / Europa Press)
Isabel Díaz Ayuso a su salida de la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense, el 24 de enero de 2023. (Foto: Ricardo Rubio / Europa Press)

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha reaccionado después de que la líder de Podemos y ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, se refiriera al presidente de Mercadona, Juan Roig, como «capitalista despiadado», palabras ante las que el líder del Ejecutivo autonómico ha recordado que el insulto «no es eficaz», al tiempo que ha pedido al empresario seguir apostando por su Comunidad Autónoma.

A preguntas de los medios desde Casarrubios del Monte, García-Page ha dicho que cuando los políticos insultan, «si va unido a la demagogia», ese insulto «no es eficaz y produce el efecto contrario».

«No soy partidario ni del insulto ni de la demagogia. Cuando me han dicho que el problema del paro se puede arreglar haciendo a todo el mundo ministro… no da de sí el Consejo de Ministros, y eso es tan demagógico como acusar a todos los empresarios de despiadados», ha añadido.

Al margen de las palabras de la ministra, ha apuntado que a Juan Roig, desde su posición de presidente regional, «le pediría que invierta más todavía en Castilla-La Mancha». «Estoy contento de lo que ha hecho aquí. Que siga comprando productos en esta tierra y que llene los estantes de Mercadona con productos de aquí».

Con todo, aunque es «razonable» discutir sobre qué ciudadano tiene que pagar más o menos impuestos, «no hay que insultar a nadie».

Los altercados con Díaz Ayuso

Asimismo, el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha comentado los altercados registrados este martes en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad Complutense de Madrid, durante el acto de entrega a su homóloga madrileña, Isabel Díaz Ayuso, del título de alumna ilustre de la institución académica. Page entiende que las críticas «son legítimas» pero dejan de ser defendibles si tiene que intervenir la policía.

A preguntas de los medios tras una rueda de prensa, ha insistido en que el desorden público «no consigue nada» y deja de lograr el objetivo y el «efecto» que persigue una crítica.

Ha querido recordar que este mismo argumento lo utilizaba cuando «radicales» en España «hacían ‘escraches’ e insultaban a Pablo Iglesias».

«Dije lo mismo que digo ahora. Lo que no está bien para Pablo Iglesias no está bien para Ayuso, y eso que piensan de manera distinta», ha dicho.


Más información: