Blanca Fernández, en su comparecencia del 24 de octubre de 2020.
Blanca Fernández, en su comparecencia del 24 de octubre de 2020.

Blanca Fernández, portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha, ha confirmado este sábado que el ejecutivo regional ha pedido formalmente la aplicación de un estado de alarma en España, para combatir mejor el coronavirus. En lo político, lo más relevante es que está solicitud del ejecutivo de García-Page habría contando con el apoyo expreso de Ciudadanos y del Partido Popular en Castilla-La Mancha. En el resto del país, la postura del PP no ha sido esa.

De momento, ninguna comunidad autónoma gobernada por el PP ha solicitado la declaración del estado de alarma, aunque por ejemplo Castilla y León sí ha recurrido a medidas drásticas como el toque de queda, y Madrid ha prohibido las reuniones entre no convivientes durante la noche.

“Imprescindible” el estado de alarma

Fernández ha considerado que el estado de alarma es “un instrumento jurídico imprescindible” en la actual coyuntura, puesto que “la estrategia debe ser nacional”, aunque la aplicación sea autonómica. En este punto, Blanca Fernández ha reconocido que todavía no hay medidas concretas nuevas que se vayan a aplicar en Castilla-La Mancha. Según ha insistido la portavoz, para todo lo que se plantee se buscará el consenso y el acuerdo del Consejo Interterritorial de Sanidad, cuando se convoque.

La petición de Castilla-La Mancha se ha plasmado en una carta, firmada por García-Page y remitida a Pedro Sánchez y ministra de Política Territorial este mismo sábado.

Carta del presidente Page Pidiendo el Estado de Alarma.
Carta del presidente Page Pidiendo el Estado de Alarma.

El Gobierno de España, en la cuenta atrás de la declaración del estado de alarma

El Gobierno se prepara para declarar este domingo el estado de alarma, en un Consejo de Ministros extraordinario, después de que se lo hayan pedido diez Ejecutivos autonómicos –seis de ellos, del PSOE–, con el objetivo de tener cobertura jurídica suficiente para endurecer las restricciones de movilidad y poder hacer frente al incremento de contagios de COVID-19.

El jefe del Ejecutivo afirmó este viernes a mediodía, en una declaración institucional desde el Palacio de La Moncloa, que está dispuesto a adoptar las medidas que haga falta para doblegar la curva de contagios. En su mensaje, también volvió a instar a las regiones que se encuentran en situación de alto riesgo a que solicitaran la aplicación de este instrumento para poder doblegar la curva.

Tras advertir de la gravedad de la situación, a las 11.00 horas de este sábado ya le habían pedido que diera este paso País Vasco, Cataluña, Cantabria, las comunidades gobernadas por el PSOE de Asturias, Extremadura, La Rioja, Navarra, Castilla-La Mancha y Comunidad Valenciana, así como la ciudad autónoma de Melilla.

El Gobierno no necesita el visto bueno del Congreso para aprobar el estado de alarma, pero sí para prorrogarlo más allá de los 15 días de vigencia inicial. Por ello, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, volvió a hacer este viernes un claro llamamiento al PP para que garantice su apoyo para prorrogar este instrumento y poder garantizar así una cobertura jurídica apropiada para medidas como el toque de queda. De momento, el Ejecutivo ya se ha asegurado el apoyo de Ciudadanos.

Pedro Sánchez, en su comparecencia con Isabel Díaz Ayuso, el 21 de septiembre de 2020.
Pedro Sánchez, en su comparecencia con Isabel Díaz Ayuso, el 21 de septiembre de 2020. (Foto: EP)
21 SEPTIEMBRE 2020;COVID-19;CORONAVIRUS;CRISIS;PANDEMIA;CONFINAMIENTO
21/9/2020

Más de un millón de infectados

La cifra global de contagios en España ya supera el millón –en concreto, se eleva ya a 1.046.132 desde el inicio de la pandemia–, y este viernes las comunidades autónomas notificaron al Ministerio de Sanidad 19.851 nuevos casos de COVID-19, 8.293 en las últimas 24 horas, lo que supone un ascenso con respecto a los 7.953 diagnosticados este jueves. Cataluña y Galicia han registrado en las últimas 24 horas récord de casos.

El Gobierno y las comunidades aprobaron este jueves en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) un plan de respuesta coordinada que incluye cuatro niveles de riesgo, con sus correspondientes medidas. En el nivel de alerta máxima se contempla expresamente la posibilidad de recurrir al estado de alarma para dar cobertura a medidas “excepcionales”.

A finales de agosto puso a su disposición la posibilidad de solicitar la aprobación de un estado de alarma “territorializado” que sirviera como cobertura jurídica para aplicar medidas de movilidad más estrictas, si así lo consideraban necesario. En ese momento, Sánchez, ofreció a los presidentes autonómicos la posibilidad de acudir al Congreso a defender ellos mismos su petición.

El Gobierno ya recurrió hace dos semanas a la declaración de un estado de alarma “territorializado” para aplicar en la Comunidad de Madrid los confinamientos perimetrales en la capital y otros ocho municipios, ante la “preocupante” situación en la región, y la negativa del gobierno de Isabel Díaz Ayuso de atender las indicaciones del Ministerio de Sanidad.

De hecho, este estado de alarma, que se aprobó con medidas únicamente para Madrid, decae este sábado, ya que el Ejecutivo descartó prorrogarlo, consciente de que sigue sin contar con los apoyos necesarios para sacar adelante su continuidad en el Congreso, ante la negativa del PP.

Más información: