Un grupo de cinco payasas, voluntarias de la asociación sin ánimo de lucro Barabú Payasos, han compartido una tarde de bromas y risas con los pacientes de distintas unidades del Hospital Universitario de Guadalajara.

Como vienen haciendo cada año en torno a las fiestas navideñas, se han acercado hasta el centro hospitalario, donde han llevado regalos a los pequeños ingresados en Pediatría, además de repartir narices rojas e invitar a familiares y pacientes a ser cómplices de sus bromas.

Durante su visita han compartido momentos divertidos con los pacientes y trabajadores de Hemodiálisis, Pediatría, Geriatría y Oncología, y han hecho pasar un rato distendido e inolvidable a todos ellos.

Desde el año 2013, Barabú Payasos viene desarrollando su labor en centros hospitalarios de la Comunidad de Madrid y Guadalajara, una labor que extienden a centros sociosanitarios como residencias de mayores o dispositivos para la atención a personas con discapacidad o en situación de vulnerabilidad, llevando sonrisas donde más se necesitan y creando momentos de felicidad en la rutina hospitalaria.