El suceso más singular de este fin de semana se produjo a primerísima hora del sábado. A las 7,35 horas del día 21 se movilizaba la Policía Local por una posible pelea en un establecimiento público ubicado en la calle Santander.

Hasta allí acudieron dotaciones de Policia Nacional y Local, que pudieron comprobar que se trataba de una discusión entre varias mujeres, "conocidas por la Policía" según confirman desde el Ayuntamiento y la titular del establecimiento, "también conocida".

Efectuada una inspección en el interior del local fueron encontrados 6 envoltorios que contenían sustancias estupefacientes, por lo que se procedió a la detención de esta mujer, de 41 años y vecina de Guadalajara.

Posteriormente le fueron encontrados en un registro personal otros 4 envoltorios más que llevaba ocultos en los zapatos y en sus ropas. Se procedió al cierre cautelar del establecimiento público por parte de los agentes.
 
La Policía Local procedió a la formulación de diferentes denuncias administrativas, que suman una larga relación: infracción al horario de cierre, ausencia de carteles informativos sobre horarios y prohibición de consumo de alcohol a menores de 18 años de edad  y por infracción a la Ley de medidas sanitarias frente al tabaquismo, al encontrarse todo el local lleno de colillas de cigarros y un ambiente con fuerte olor a tabaco y presencia de humo de tabaco. Además del motivo inicial de su intervención, obviamente.