La A-2 a la altura de Meco, en dirección a Madrid. (Foto: Google Maps)
La A-2 a la altura de Meco, en dirección a Madrid. (Foto: Google Maps)

El presidente de Castilla-La Mancha firmará un decreto a lo largo de semana para eliminar el cierre perimetral, que quedará suprimido el próximo domingo, 9 de mayo. Eran las 12.45 de este domingo cuando lo confirmaba Emiliano García-Page, en un acto público en Tarazona de la Mancha.

“Los datos que tenemos nos permiten tener un cierto optimismo y aguantar la tensión la entrada y salida de ciudadanía de toda España” ha considerado el presidente regional.

Dicho lo anterior, ha insistido en mostrar sus reticencias ante las consecuencias que pueda tener el final del estado de alarma en España. “Pediré que haya un paraguas constitucional que nos permita seguir teniendo un equilibrio prudente entre las medidas de restricción y la vida normal”, ha enfatizado.

Ha recalcado Page el término constitucional, “pensando en los derechos y libertades de los españoles”, para que ninguno de los decretos autonómicos sirvan como precedente contra esos derechos individuales “ni contra la unidad de España”.  

Prevenciones legales aparte, el jefe del Ejecutivo regional ha reconocido que “estamos viendo muy claramente la luz al final del túnel”.

Previsiones sobre la vacunación

“A mitad de junio ya podremos decir que está vacunada la mitad de la población” en Castilla-La Mancha, ha llegado a asegurar este lunes el presidente regional. Emiliano García-Page ha llegado a aventurar que en el próximo año, en los carnavales de Tarazona de la Mancha, la localidad donde realizaba esas decñaraciones, sólo se llevará mascarilla como parte de la fiesta.

“Estamos intentando hacer un trabajo esforzado” contra el COVID-19. “El que diga que se puede salir de esto sin acabar con el virus, miente”, ha insistido.

Darias no ve problemas al fin del estado de alarma

Este mismo lunes, la ministra de Sanidad, Carolina Darias, ha insistido en que las comunidades autónomas cuentan con “herramientas e instrumentos suficientes” tras la caída del estado de alarma, el próximo domingo 9 de mayo, para seguir controlando la pandemia de COVID-19.

En una comparecencia ante los medios de comunicación desde Asturias, Darias ha defendido la legislación puesta en marcha por el Ejecutivo de Pedro Sánchez para afrontar la pandemia. “Los miembros del Consejo Interterritorial hemos ido poniendo medidas. Espero que cuando dejemos atrás esta maldita pandemia tengamos herramientas para seguir enfrentando posibles amenazas”, ha señalado.

Hincapié en los “rastreadores”

Una vez finalice el estado de alarma, Darias ve “fundamental” el rastreo de casos, la secuenciación “para poder aislar el virus” y la vacunación. De la misma forma, ha recordado que las Comunidades Autónomas y el Ministerio de Sanidad acordaron un documento de actuaciones coordinadas, conocido como ‘semáforo’, que supone “una guía de actuación con medidas para llevar a cabo en función de la incidencia”.

Así, ha defendido que “cuando pase el 9 de mayo hay herramientas e instrumentos suficientes”. “Esperemos que las comunidades las sigan aplicando como lo están haciendo. La legislación que tenemos creemos que es suficiente y con las medidas que hemos ido tomando en el Consejo Interterritorial también”, ha remachado.

Decisión firme de acabar con el estado de alarma

El Gobierno mantiene su intención de levantar el 9 de mayo el estado de alarma y, por ello, ha comenzado ya a preparar la nueva fase que se abrirá entonces, y a analizar con los Ministerios qué medidas sociales y económicas dependen de la vigencia de este instrumento, para prorrogar vía decreto las que sigan siendo necesarias en la etapa final de la pandemia del coronavirus.

La idea del Ejecutivo es aprobar próximamente un decreto ley que permita dar continuidad a aquellas cuestiones que los Ministerios consideren que hace falta seguir manteniendo más allá del 9 de mayo. Serían medidas, en todo caso, que no necesitan que este instrumento constitucional siga vigente, ya que no tienen que ver con la restricción de derechos fundamentales.

Es el caso, por ejemplo, de la medida que se aprobó en febrero para permitir que los sanitarios jubilados pudieran volver a trabajar para ayudar en la lucha contra la pandemia, sin perder su pensión. Esta cuestión estaba ligada expresamente a que estuviera vigente el estado de alarma.

Las comunidades se preparan

Mientras tanto, los gobiernos autonómicos también han comenzado a preparar el escenario para después del 9 de mayo y ya están planeando el marco legal que les garantice seguir tomando ciertas medidas para contener la pandemia del coronavirus, si bien algunos ejecutivos regionales reconocen la dificultad de establecer restricciones sin esta norma jurídica.

Muchos ejecutivos autonómicos han criticado la decisión de Sánchez de no prorrogar este instrumento. El Gobierno vasco, por ejemplo, ha sido uno de los más críticos y advierten de que “cada vez quedan menos días” para aclarar esta cuestión. Además, desde el PNV, formación mayoritaria en el Gobierno del País Vasco, insisten en mantener esta norma.

Andalucía, igualmente, ha lamentado que habrá una salida del estado de alarma “a la carta de cada comunidad autónoma, de lo que cada gobierno autonómico decida”, porque el Gobierno de España “no ha hecho su trabajo, no ha cumplido sus deberes y obligaciones”.

Más información: