Residencia Siglo XXI, en Guadalajara.
Residencia Siglo XXI, en Guadalajara.

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha tenido que salir al paso y aclarar que mantiene “vivo” y “plenamente operativo” el plan de contingencia en residencias de mayores para la atención de personas afectadas por coronavirus. Ese plan es el mismo que se puso en marcha al inicio de la pandemia por coronavirus.

Así lo ha indicado este jueves el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, a preguntas de los periodistas en relación a un informe elaborado por la patronal del sector de las residencias. En dicho informe se señala que Castilla-La Mancha no cuenta con un plan de contingencia para estos recursos asistenciales.

El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Fernández Sanz, en su rueda de prensa del 14 de julio de 2020.
El consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Fernández Sanz, en una rueda de prensa en julio de 2020.

“Hay un plan que se llama RESICOV, que empezó el 15 de marzo y que aún no ha terminado”, ha asegurado el consejero, quien confirma que precisamente este mismo jueves se ha celebrado una reunión de seguimiento de este plan, con el fin de ir adaptando su operatividad al día a día.

El titular de Sanidad ha recordado que este plan ha permitido, entre otras cosas, “tratar a los pacientes diferenciadamente, los que son positivos de los que no; hacer circuitos diferenciados, o tener residencias exclusivamente para pacientes diagnosticados como casos positivos de COVID-19”, como es el caso de la residencia ubicada en la localidad toledana de Villacañas.

Precaución en las salidas de residentes

“Claro que tenemos plan de contingencia, escrito y revisado con continuidad; y vamos a seguir así”, ha asegurado Fernández Sanz, quien ha insistido en el “especial cuidado y precaución” que ha tenido el Gobierno de Castilla-La Mancha en todos y cada uno de los pasos que se han ido dando en relación con la residencias de mayores.

Una cautela que se ha centrado especialmente en cómo reingresar en las residencias; cómo permitir que salgan las personas de las residencias y ahora, por ejemplo, en cómo articular la posibilidad de que los residentes puedan salir con la familia y regresar a la residencia unos días después.

“Según el comportamiento epidemiológico del virus, iremos abriendo un poco más la mano en el tema de ingresos nuevos o reingreso de personas que salieron”, ha señalado el consejero, quien ha reiterado que el plan de contingencia sigue vivo y muy en consonancia con la situación epidemiológica y con el comportamiento del día a día de los nuevos brotes o del propio virus.

 

Ancianos en una residencia de la provincia de Guadalajara.
Ancianos en una residencia de la provincia de Guadalajara.

Situación de la epidemia, según los últimos datos

Del total de los centros sociosanitarios de Castilla-La Mancha, hay 249 que  tienen algún caso confirmado por infección de coronavirus. De esos 249 centros, 70 pertenecen a la provincia de Toledo, 64 a la de Ciudad Real, 43 a la de Cuenca, 38 a Guadalajara y 34 a Albacete.

El número acumulado de residentes con caso positivo desde el inicio de la pandemia es 7.413 y el número de fallecidos por COVID-19 es 1.340, siempre según los listados oficiales.


Negro panorama nacional

La mitad de las comunidades autónomas seguirían sin estar preparadas para proteger a las personas mayores que viven en residencias frente a posibles rebrotes de la Covid-19, según concluye el estudio ‘¿Estamos preparados para el Covid?’, del Círculo Empresarial de Atención a la Dependencia (CEAPs).

La presidenta de CEAPs, Cinta Pascual, presentaba este miércoles el informe a las puertas de la sede del Imserso, en Madrid, tras su asistencia al Consejo General del organismo. “Creemos que es una situación prácticamente naranja. Únicamente una comunidad, Cataluña, ha hecho los deberes y está preparada para hacer frente a los rebrotes”.

En este sentido, Pascual ha recriminado, por ejemplo, que haya comunidades que no facilitan los Equipos de Protección Individual (EPIs) cuando es “obligado” su uso.

Castilla-La Mancha facilita EPI’s

A este respecto el informe revela que comunidades como Cantabria, Cataluña o Castilla-La Mancha facilitan EPIs a personas usuarias y profesionales, mientras que otras regiones como País Vasco o Comunidad Valenciana los entregan a los segundos, y la Comunidad de Madrid, Galicia, Aragón o Andalucía, a ninguno de ellos.

CEAPs destaca el hecho de que Castilla y León, que sí las suministró hasta el mes de junio, dejase de hacerlo en ese momento dejando a las entidades la responsabilidad de dotarse por sí mismas, ya que así lo establece por Ley (más allá del criterio de prudencia y prevención que debe regir en toda organización donde convivan un número importante de personas vulnerables).

“Pedimos que, por favor, nos pongamos a trabajar en los puntos concretos que faltan en cada comunidad autónoma y podamos solucionarlo”, ha señalado la presidenta de la patronal, que advierte de que “hay una segunda oleada, pero puede haber una tercera”.

La investigación realizada por la asociación señala que en el 45,45 por ciento de las regiones el departamento o consejería que gestiona los protocolos de atención en las residencias actualmente es el de Sanidad, frente a un 36,36 por ciento de los casos en que es el de Servicios Sociales.

En concreto, en departamento de Sanidad es el responsable en Cataluña, Castilla-La Mancha, Galicia, Canarias, Comunidad de Madrid y Navarra.

Sobre si ha funcionado la coordinación entre las residencias y los centros de salud durante la crisis de la Covid-19, el 45,45 por ciento consideran que sí, frente a otro 45,45 por ciento que dice que no y 9,09 por ciento, que no sabe o no contesta.

Los resultados del informe apuntan que el 80 por ciento de las regiones disponen de planes de contingencia general (salvo Madrid, Valencia y ¿Castilla-La Mancha?), y específicos para el sector social (exceptuando a Aragón, Cantabria, Castilla-La Mancha, Canarias, Madrid y País Vasco).

Respecto a si dispone cada residencia de un plan de contingencia para hacer frente a la enfermedad de la Covid-19, en el 72,72 por ciento se cuenta con él, frente al 18,18 por ciento que no y un 9,09 por ciento que no sabe o no contesta.

En relación con si ha llegado a la comunidad autónoma la partida asignada por el Gobierno central relativa al Fondo no reembolsable de la Covid-19, en un 99,9 por ciento se desconoce.

“Hemos realizado este informe tras varias reuniones internas y ver la disparidad de criterios ofrecidos por las distintas comunidades Autónomas para responder ante la pandemia. Es necesario dar respuesta a las carencias y para eso hay que saber qué es lo que se está haciendo y qué mejorar. Nuestro objetivo siempre ha sido y es el de colaborar y ser agentes del cambio”, ha zanjado Cinta Pascual.

Más información: